10 alimentos para evitar la inflamación

46

Cuando hablamos de obesidad, no solo hablamos de un problema de peso; sino de una enfermedad inflamatoria crónica. Tener más kilos provoca un aumento de las células grasas que, a su vez, generan una inflamación crónica del tejido adiposoque acaba derivando en síndrome metabólico (hipertensión, triglicéridos y colesterol alto), diabetes, en incluso riesgo cardiovascular. Y esto es a lo que debemos prestar atención: a la  lipoinflamación. 

Según explica Marta Romero, nutricionista, dietista y defensora de la cultura de la no dieta, “el exceso de grasa es el resultado de varios factores (psicológico, ambiental, genético, circunstancial, socioeconómico, cultural…) y no solo de comer mucho y moverse poco. Muchos estudios respaldan que una situación inflamatoria (estrés, etapas emocionales complicadas…) mantenida en el tiempo puede dar lugar a obesidad, así como también la obesidad puede dar lugar a un estado inflamatorio”.

La lipoinflamación es la causa interna de la cronificación de la obesidad y está demostrado que se puede luchar contra ella de forma eficaz a través de la ingesta de ciertos alimentos. “Además de un déficit calórico, que para cada uno debe ser diferente, así como sus circunstancias, la alimentación es el primer paso para revertir esta situación inflamatoria, por ello, te dejo 10 alimentos para que los incluyas en tus comidas de manera habitual”, apunta Romero.

1.       Cúrcuma: Que contiene curcumina y para activarla y garantizar su efecto, debes mezclarla con pimienta y/o aceite. Úsala para condimentar tus platos y hacerte esta bebida (para 1 taza): bebida vegetal de almendras o de coco sin azúcares añadidos, una cucharadita de cúrcuma en polvo, una pizca de pimienta y una cucharadita de aceite de coco virgen. Calienta la leche y añade el resto de ingredientes agitando bien para que no queden grumos.

2.       Jengibre: Puedes aliñar tus platos con esta raíz en polvo o hacer infusiones con su raíz. Corta la raíz en rodajas y guárdala en el congelador con piel. Para 500 ml, añade agua y deja que hierva, añade 2 ó 3 rodajas de jengibre pelado y deja infusionar. Excelente a nivel digestivo.

3.       Frutos rojos: Con resveratrol y antocianinas (arándanos, grosellas, moras) que ayudan a disminuir la inflamación. Intenta añadir, al menos 200 gramos en un Smothie o una tostada.

4.       Alcaparras: Por su contenido en quercetina. Añádelas a tus ensaladas, para merendar o como snack.

5.       Té verde: Por sus catequinas. Las catequinas son antioxidantes naturales que ayudan a prevenir el daño celular y proporcionan muchos beneficios a nivel antiinflamatorio.

6.       Nueces: Por su omega 3 (al igual que pescado azul)

7.       Kale: Tiene un gran poder saciante y además ayuda a disminuir el colesterol malo. Haz cremas o busca recetas para hacer chips de kale para picar entre horas.

8.       Brócoli: También reduce el colesterol malo y tiene un gran efecto antioxidante. Si no te gusta, puedes probar a cortar los arbolitos por la mitad y meterlos al horno, ¡queda crujiente!

9.       Espárragos verdes: Contienen FOS (fructooligosacáridos) que tienen acción prebiótica (buenos para tu flora intestinal) y además son diuréticos, lo que supone un punto a favor para ayudarnos en esta situación.

10.   Aceite de oliva virgen extra: Deja atrás el de girasol y no tengas miedo de las grasas saludables a la hora de adelgazar. Está comprobado que un compuesto del aceite llamado oleocantal, presenta una capacidad antiinflamatoria enorme.

Marta Romero nos recuerda, además, que para la pérdida de grasa, “lo ideal sería poder establecer un patrón dietético antiinflamatorio y, más tarde, un patrón enfocado a construir unos buenos hábitos saludables permanentes en el tiempo. No olvides que subir y bajar de peso constantemente (consecuencia de estar a dieta siempre), también da lugar a un sistema inmune inflamado, algo que debemos evitar”.

Sobre Marta Romero Nutrición

Marta Romero es Nutricionista y  Titulada Superior en Dietética (TSD)  especializada en obesidad, conducta alimentaria y patologías digestivas. Defensora de la cultura de la no dieta y de que debe existir otra forma de entender la  obesidad o el sobrepeso y dejar de verlos como una enfermedad, y sí como factor de riesgo para  otras enfermedades. 

Su formación y experiencia están dirigidas en ayudar a las personas a fabricar salud y que la pérdida de grasa sea una mera consecuencia. Actualmente, enseña a alimentarse correctamente sin que ello afecte a nuestra vida de forma negativa y mucho menos a nuestra mente. Otra relación con la comida es posible y Marta Romero está dispuesta a reconciliarnos con ella.

Puedes seguir a Marta Romero a través de su cuenta de Instagram (@martaromeronutricion) y/o visitar su web en www.martaromeronutricion.com