Ahorro en el uso de riego con el acolchado de cultivos cítricos

172
salas

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Javier Salas, ha informado hoy sobre los resultados de los ensayos realizados en el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de Campanillas sobre la técnica de acolchado con malla negra en cultivos cítricos, unas pruebas que han arrojado “buenos resultados”, entre ellos “ha mostrado un ahorro en el uso de agua de riego de entre un 20 y 30%”, ha subrayado Javier Salas.

En unas jornadas divulgativas celebradas hoy en el IFAPA de Campanillas y dirigidas a agricultores de la zona del Valle del Guadalhorce -donde tiene especial incidencia al cultivo de cítricos en la provincia-, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha explicado que, además del “importante ahorro en el uso de agua de riego vital en época de escasez en la que vivimos”, el uso de esta técnica posibilita “un mayor crecimiento, una precoz entrada en producción, así como frutos externamente más atractivos”.

El acolchado es una técnica que consiste en colocar diferentes tipos de materiales (restos vegetales del cultivo, serrín, plástico,…) sobre el suelo de la plantación con la finalidad de proteger el cultivo y el suelo de los agentes atmosféricos, promover cosechas precoces, mejorar rendimientos, así como evitar la contaminación de los frutos por los diferentes patógenos del suelo.

La técnica del acolchado reduce el paso de la luz al suelo, dificultando el desarrollo de malezas y facilitando por tanto su control, aspecto aún más a valorar en la agricultura ecológica. Otro aspecto importante de este modelo es que permite disminuir la evaporación directa del agua del suelo, poniendo ésta a disposición del cultivo y permitiendo, junto a una buena gestión del agua de riego, una mayor eficiencia en el uso del agua.

Javier Salas ha destacado que “esta técnica del acolchado puede presentar un interés adicional en variedades de maduración temprana, ya que su empleo produjo un adelanto de la maduración externa del fruto”.

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha incidido en que “en definitiva los ensayos del IFAPA han reportado importantes beneficios a la plantación de cítricos”. Por un lado, ha agregado el delegado territorial, “su empleo ha permitido un control total de la maleza sobre la línea de cultivo, lo que se traduce en un importante ahorro de mano de obra para el desbrozado de las mismas y una mayor disponibilidad del agua y nutrientes del suelo para el cultivo”.

Las jornadas celebradas hoy en el IFAPA forman parte de su línea de trabajo en la transferencia al sector agrícola de información técnica que puede resultar de interés para su aplicación en el sector con el objetivo de buscar prácticas más innovadoras y sostenibles que apuesten por nuevas técnicas de cultivo dirigidas a reducir los costes de producción y un obtener producto de calidad.