Asaja Málaga destaca que la borrasca no ha causado daños en los cultivos de la provincia

20
14/05/2019 Imagen de archivo de un olivar, que UPA señala como uno de los cultivos afectados por las lluvias y granizo de final de agosto. POLITICA ANDALUCÍA ESPAÑA EUROPA JAÉN

Los cultivos de la provincia de Málaga no han sufrido daños a causa de la borrasca Filomena que ha pasado por toda España en los últimos días; es más, todos se han visto beneficiados por la lluvia que han recibido, según ha asegurado el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido.

Así, Bellido ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que el resultado del temporal ha sido positivo para los cultivos malagueños, porque «el agua ha caído muy bien», apuntando que «lo único que le achacamos a Filomena es que hubiera podido subir un poco más hacia arriba para que los pantanos hubieran acopiado más agua».

«Los cultivos beneficiados por el agua han sido todos, porque están en proceso de crecer o de recogerse y quizás lo que sí ha pasado es que se han perdido algunos días de recolección, pero no ha habido daños reseñables», según ha manifestado el responsable de Asaja.

Sí ha señalado que en la zona norte «al venir acompañada –la lluvia– de aire, sí se ha producido la caída de aceitunas al suelo, con la consiguiente pérdida» y se puede hablar de incidencia en áreas puntuales cercanas a cauces de arroyos y afluentes en el Guadalhorce, donde «algunos agricultores nos han manifestado algunos daños en hortícolas a causa del taponamiento».

Pero, ha incidido en que para el resto de los cultivos «ha sido muy beneficiosa» toda la lluvia que ha caído y el campo «no ha sufrido daños» a causa del temporal, apuntando, además, que la nieve ha caído «de forma puntual y en la zona alta de la montaña», con lo que tampoco ha afectado especialmente.

Ha indicado que quizás pueda «verse más adelante algún daño por el frío», pero ha indicado que «no es normal que haga daño». «Estamos en enero, época de que haga frío y llueva», ha recordado Bellido, quien ha apuntado que debería haber llovido más en otoño «pero no ha sido así, por lo que todo el agua que venga ahora es buena».