Bodegas Bentomiz reabre sus puertas al público tras el confinamiento

122

El confinamiento en España ha sido uno de los más estrictos en Europa, pero con las cifras que mejoran a diario, parece que la Covid 19 está bajo control. La relajación gradual de la situación continua y el presidente Pedro Sánchez predice que los viajeros internacionales regresarán en julio.

En toda España, y quizás especialmente en Málaga, la población residente ha echado de menos salir para disfrutar de la comida y vinos excepcionales que forman parte de la vida de esta provincia. Muchos están deseando experimentarlo de nuevo, pero se muestran reticentes ante la nueva situación.

Bodegas, bares y restaurantes, al reabrir sus puertas a un público nervioso pero con ganas de disfrutar de nuevo, se enfrentan a un extraño periodo de incertidumbre y esperanza.

Bodegas Bentomiz es una de las empresas gastronómicas de alta calidad que está a la altura de este desafío. Durante los 16 años que la bodega ha estado abierta, se han enfrentado a muchos desafíos que les han servido para alcanzar una seria reputación internacional para su gama de vinos Ariyanas. Hoy en día adornan las mesas de más de 20 restaurantes con estrellas Michelin.

Su propio restaurante, centrado en el vino, fue inaugurado en 2015. Los platos elaborados con ingredientes frescos, se diseñaban de nuevo cada temporada para maridar perfectamente con los vinos. Los invitados disfrutaban de ellos servidos en su luminoso salón de magníficas vistas. La respuesta del público y la crítica fue enormemente positiva. Y entonces llegó el Coronavirus y el confinamiento.

Pero el trabajo en una bodega no se detiene así como así. El vino es un producto orgánico. Las viñas deben trabajarse, quitar la maleza manualmente ya que no usan herbicidas, monitorizar los vinos en los tanques, el filtrado y el embotellado de los vinos de 2019 continua. Esto ha significado que mientras los trabajadores se quedaban en casa Clara y André han estado bastante ocupados.

Pero ahora que Málaga comienza a despertar de este mal sueño, todo el equipo está deseando que todo salga bien, animando a nuestros visitantes a volver de nuevo, ya que hemos vuelto a abrir la bodega restaurante.

Bodegas Bentomiz abrió sus puertas el 3 de junio, ofreciendo los almuerzos gourmet de nuevo. Buscan, como siempre, ofrecer a sus clientes lo mejor; comida y vino sensacionales en un ambiente limpio y seguro. Conscientes de que pueda existir cierta inseguridad, se han tomado medidas adicionales para brindar a sus huéspedes una gran tranquilidad que incluyen una desinfección completa (Ver fotografía de la izquierda) garantizar un espacio correcto entre las mesas, rutinas de esterilización diarias y la instalación de un gel desinfectante de manos para todos los invitados en la entrada del salón.

La ampliación de la zona sombreada de mesas en la terraza creará más espacio al aire libre para nuestros huéspedes. Sentados junto al jardín de plantas orgánicas y aromáticas que usamos en nuestra cocina, bajo la higuera disfrutarán de un precioso momento escuchando el canto de los pájaros. Y ya sea tanto en la terraza como en el salón, se mantendrá en todo momento la distancia de dos metros entre mesa y mesa con el fin de que los huéspedes puedan relajarse en su propio espacio.

Su salón del vino, diseñado por André, es luminoso y espacioso y permite mantener la distancia de seguridad. Se puede disfrutar de unas magníficas vistas desde el balcón, con puertas acristaladas que se abren para refrescarnos con la brisa estival.

Su salón del vino, diseñado por André, es luminoso y espacioso y permite mantener la distancia de seguridad. Se puede disfrutar de unas magníficas vistas desde el balcón, con puertas acristaladas que se abren para refrescarnos con la brisa estival.