Canillas de Aceituno inaugura ‘El Saltillo’, el otro Caminito del Rey de Málaga, el próximo lunes 26

11940

Los senderitas y turistas están de enhorabuena. El Ayuntamiento axárquico de Canillas de Aceituno inaugura el 26 de octubre la ruta de El Saltillo, el otro Caminito del Rey de la provincia de Málaga.

Tras años de trabajos, el municipio de Canillas de Aceituno, que se ubica en el Parque Natural Sierras Tejeda, Almijara y Alhama, contará con un atractivo más para ofrecer a los miles de turistas que cada año visitan esta localidad por sus diversos atractivos.

El teniente alcalde del Ayuntamiento de Canillas de Aceituno y concejal de Turismo, Álvaro Hurtado, ha explicado a Agro que esta ruta cuenta con un puente colgante de 54 metros de longitud y 70 metros de altitud sobre el cauce del río Almanchares (une el pueblo canillero con su vecino de Sedella a través de la Gran Senda de Málaga Etapa 7), en la zona próxima al paraje de La Rahije.

Asimismo, los senderistas, explica el edil, disfrutarán durante el recorrido, que se inicia en la plaza central de Canillas, de diferentes pasarelas metálicas de 150 metros de altura, construidas sobre salientes rocosos por donde discurre una antigua acequia. «Los visitantes podrán contemplar la diversa flora y fauna con la que cuenta la zona, especialmente de la cabra montés que habita en este paraje. Estamos muy satisfechos con esta ruta que va atraer a miles de visitantes a nuestro pueblo y que complementa otros segmentos turísticos», ha señalado Hurtado.

Otros atractivos de Canillas

Canillas de Aceituno se extiende a 645 metros de altura y es conocido por estar a los pies del punto más alto de la provincia, La Maroma con 2.069 metros. Este bello emplazamiento unido a siglos y siglos de historia ha ido conformando un interesante patrimonio natural y humano que hace de este territorio un lugar imprescindible para el viajero que busque enclaves llenos de autenticidad. Entre los vestigios más relevantes de su pasado en el plano monumental, se pueden destacar elementos de índole civil y religiosa, que hunden sus raíces desde el siglo XV en adelante, como por ejemplo: la Casa de los Diezmos, el Qanat del pilar grande, el aljibe del huertezuelo, la iglesia de Nuestra Señora del Rosario decorada en su interior con frescos del siglo XVI o los puentes medievales del río Bermuza.

En el ámbito de la gastronomía, “nuestro municipio ha llegado a ser un referente para los amantes de la buena mesa gracias sobre todo a dos productos estrella: la morcilla y el chivo al horno. Que pese a su sencillez pero gracias al buen hacer de restaurantes y carnicerías han alcanzado las cotas más altas en cuanto a calidad y aceptación”, ha concluido el teniente alcalde.