Comienza la campaña 2020/2021 de la DOP Aceituna Aloreña de Málaga

72

La campaña este año será media, con más kilos que la campaña pasada, que aumentará su calibre si hay precipitaciones en los próximos días

El verdeo de la campaña 2020-2021 se ha dado por iniciado en el municipio de Alhaurín el Grande, en una campaña con mayor producción que la campaña anterior, y que verá aumentado su calibre si hay precipitaciones en los próximos días.

La temporada de verdeo repercutirá en la provincia de Málaga con un volumen de negocio valorado en doce millones de euros, que supondrá el sustento de más de 4.000 familias relacionadas directamente con el sector. Según el Consejo Regulador, está prevista la recogida de cuatro millones de kilos de aceituna para aderezo, de los cuales, habrá que verificar cuantos saldrán al mercado certificados con la Denominación de Origen Aloreña de Málaga.

En esta campaña, la DOP Aloreña de Málaga cumple doce años, un distintivo de calidad que protege y certifica el cumplimiento desde su cultivo hasta su envasado, verificando los estándares de calidad que establece el Consejo Regulador. 

A la campaña y al acto han asistido: Antonia Bravo, presidenta del Consejo Regulador de la DOP Aceituna Aloreña de Málaga y gerente de Aceitunas y Encurtidos Bravo, Manuel Romero, Director de Sabor a Málaga de la Excma. Diputación de Málaga, Antonia Ledesma, alcaldesa de Alhaurín el Grande, Isabel Serrano, directora de la OCA Guadalhorce Occidental de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, José Romero Vegas, Presidente del GDR Valle del Guadalhorce y alcalde del Valle de Abdalajís, Antonio Campos, alcalde de Casarabonela, Francisco Martínez, alcalde de Álora, así como también concejales de los municipios de Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Álora, Cártama y Casarabonela. En cuanto al sector, han acudido Leonardo García, presidente de Manzanilla Aloreña SCA, y el gerente de la misma, Antonio Dueñas, presidente de Copusan SCA, Juan Miguel Gómez, presidente de la Interprofesional de la Aloreña.

El acto de presentación ha constado de dos partes, en primer lugar, una visita a las instalaciones en Aceitunas y encurtidos Bravo, donde se ha podido comprobar el proceso de entrada y clasificado de las aceitunas que ya ha comenzado su actividad. Posteriormente nos hemos trasladado a un olivar cercano, para comprobar con los agricultores el estado de las aceitunas, así como presenciar la recogida de las mismas.

La recolección de las aceitunas, conocida como “ordeño”, es totalmente manual. Las cuadrillas las recogen a mano y las depositan en los canastos recubiertos de tela de saco, en cubetas o en los “macacos”, para evitar que los golpes dañen o estropeen las aceitunas, que son muy delicadas. Esto implica que los costes de recolección de esta variedad de aceituna son superiores a los de otras variedades ya que, además, es imposible su mecanización debido a la orografía del terreno de los olivares.

Las aceitunas con DOP, tras ser recogidas, son transportadas a la planta de aderezo en cajas aireadas para evitar que se deterioren. Una vez allí, pasan a una clasificadora que las separas en función de su tamaño. Siendo las aceitunas extras y primera las que se aliñan y envasan para ser certificadas por el Consejo Regulador.

Tras este proceso, estas aceitunas son etiquetadas con la precinta de calidad que asegura los controles favorables que ha emitido este Consejo Regulador sobre dichas aceitunas, asegurando que el producto final cumple con las exigencias de calidad que tanto el CR DOP Aceituna Aloreña de Málaga como los consumidores finales esperan de esta aceituna con DOP.