Crecen los indicadores de turismo rural en la Costa del Sol

63
shutterstock_6293026

El turismo rural sigue viviendo su época dorada en la Costa del Sol. La provincia de Málaga ha recibido los datos de la coyuntura turística del mes de junio manteniendo en alojamientos rurales las extraordinarias cifras que han sido constante durante el año.

En concreto, el mercado nacional se revela como un factor de constante crecimiento en el interior de la Costa del Sol. En este mes de junio, las cifras de turistas españoles han crecido un 88,17% en cuanto a viajeros en alojamientos de turismo rural, pasando de los 1.708 registrados en junio de 2015 a los 3.214 del año en curso.

Si atendemos al primer semestre del año, también es en los alojamientos de turismo rural en donde el mercado nacional ofrece sus mejores cifras. Así, hasta junio, los datos arrojan un crecimiento del 98,65%: es decir, prácticamente se duplican los viajeros españoles en turismo rural. Traducido en números: se han pasado de los 8.937 viajeros del primer semestre de 2015 a los 17.753 del mismo período del año en curso.

En palabras de Arturo Bernal, director general de Turismo Costa del Sol, “el turismo rural es un modelo óptimo para las escapadas entre distancias cortas. La provincia de Málaga ofrece un extraordinario entorno natural para el desarrollo de esta modalidad, que permite vivir el turismo activo, conocer la cultura y el patrimonio de los pueblos, así como disfrutar de las excelencias de la flora y fauna”, enumeró Bernal. “Todo además, dentro de un territorio que permite escoger entre una rica variedad de entornos naturales, lo que enriquece de forma decisiva nuestra oferta de turismo VITA”, apostilló el director general de Turismo Costa del Sol.

 
El mercado internacional lidera las pernoctaciones rurales

Sin embargo, atendiendo al capítulo de pernoctaciones en alojamientos de turismo rural, ya es el mercado extranjero el que dispara sus cifras, muy por encima del turista español. Sólo en el mes de junio, el crecimiento advertido es del 43,48% en turistas internacionales, frente al crecimiento también, pero más moderado, del 19,15% de los viajeros del territorio español.

Si tomamos los datos del primer semestre de 2016, sobre el crecimiento de pernoctaciones en alojamientos de turismo rural, las cifras vienen a ofrecer registros similares: un crecimiento del 75,14% en mercado extranjero y del 26,86% en el nacional.

En definitiva, la clara preponderancia del mercado nacional atendiendo a los viajeros en alojamientos de turismo rural contrasta con las pernoctaciones, en donde los turistas internacionales toman clara ventaja. En todos los casos se advierte un crecimiento muy significativo con respecto a los indicadores parciales y totales del año anterior.