Cuerno de gacela: la ostra de la tierra

489
cuerno de gacela

Lleva siglos cultivándose en nuestros campos y se ha convertido en uno de los ‘imprescindibles’ de la despensa malagueña. Tras la aparente simplicidad que encontramos en este producto, basta profundizar un poco en el estudio de la berenjena para quedarse asombrados al conocer los muchos tipos que existen: la listada de Gandía, la de Xátiva, Mirabelle, Helena, Mileda, Bonica, Black Beauty, Cava, Diva, Adria, Paula… Y Cuerno de Gacela. Su nombre sorprende a quienes no la conocen, que aún son muchos, y hace honor a su forma estrecha y alargada.

La planta en su variedad más común llegó a España en la Edad Media y con el paso de los siglos se ha ido haciendo un hueco en los huertos de nuestro país. En Málaga se cultiva en diversas comarcas de la región, con especial presencia en la Axarquía y el Valle del Guadalhorce y es en esta última zona donde encontramos pequeños productores que llevan algunos años apostando por la berenjena cuerno de gacela.

Cristóbal Hevilla cuenta a AGRO cómo comenzaron a experimentar con ella en el ámbito doméstico. “Comenzamos por consumirla nosotros, estudiámos cómo soportaba el cultivo, las maneras en que se podría cocinar”, explica. Llegó el momento de darla de probar al malagueño y la respuesta obtenida fue muy positiva: “Decidimos producirla para comercializar, siempre a pequeña escala, venta directa, y hoy en día cada vez es más conocida y apreciada por el consumidor”, comenta Hevilla.

Las necesidades hortícolas de esta planta son prácticamente las mismas que las de la berenjena común. Necesita suelos francos y profundos, compost o abono y es muy exigente en cuanto a la luz, por lo que Málaga y la Costa del Sol son escenarios perfectos para que crezca y dé frutos. Soporta bien las temperaturas elevadas siempre y cuando la humedad sea la adecuada.

Respecto a sus cualidades organolépticas, el cuerno de gacela es muy suave al paladar y no tiene apenas el punto de amargor que caracteriza a las otras hermanas de su ‘familia’. Es muy beneficiosa para la salud por sus potentes antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento, las enfermedades degenerativas y disminuye el riesgo cardiovascular. Es muy ligera por su alto contenido en agua –tiene pocas calorías–, mejora la circulación y su fibra facilita el tránsito intestinal y la depuración del organismo. Destaca también por su rico aporte en ácido fólico y por ser rica en magnesio y hierro, para prevenir anemia y aumentar las defensas.

Fácil, rápido y conservando todas suspropiedades saludables para el organismo. A la hora de servir y consumir se puede aderezar simplemente con aceite de oliva virgen extra y una pizca de aceite o recurrir a algún tipo de salsa. Los guisos con carne es otra de las fórmulas en las que se puede consumir el cuerno de gacela y fritas en un buen AOVE levanta pasiones.

Quienes sientan que se les ha despertado el apetito y las ganas de probar –o repetir– experiencia gastronómica con esta variedad de berenjena, señalar que sigue siendo menos frecuentes y es complejo encontrarla en mercados de abastos y grandes superficies. En la provincia de Málaga encontraremos pequeñas plantaciones como la Familia Hevilla que ofrecen la posibilidad de adquirir estos frutos a través de la venta directa, y si lo que te apetece es descubrir directamente lo rica que está, puedes pasar por El Pimpi y probarla acompañada de un buen vino de Málaga.

Muy beneficiosa para la salud

Es muy ligera con alto contenido en agua tiene pocas calorías y potentes antioxidantes…

mejora

· la circulación

facilita

· el tránsito intestinal

· la depuración del organismo

aporta

· ácido fólico magnesio

· hierro

aumenta

· las defensas

previene

· el envejecimiento

· las enfermedades

degenerativas

· el riesgo cardiovascular

· la anemia