El desarrollo sostenible del destino turístico, un valor añadido

31

Greencities, 10º Foro de Inteligencia y Sostenibilidad Urbana, que se
ha celebrado ayer y hoy en FYCMA (Palacio de Ferias y Congresos de
Málaga) -organizador del evento- ha abordado en su segunda jornada el
desarrollo sostenible de los destinos turísticos como valor añadido a
la experiencia del visitante. Moderada por el director de Servicios
Públicos Digitales de Red.es, Francisco Javier García, el panel en
cuestión ha contado con la intervención de Mario Villar en
representación de Inteligencia Turística de la Comunidad Valenciana,
quien ha comenzado su intervención señalando la sostenibilidad y más
concretamente la accesibilidad de las ciudades, como «dos frenos para
conseguir un turismo inteligente». No obstante, ha destacado a la
Comunidad Valenciana como la primera en tener una red de destinos
turísticos inteligentes con asistencia técnica constante, añadiendo
que «la tecnología es el camino, pero el factor humano es
imprescindible».

Emilio Iglesias, del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial
(CDTI), ha comentado que, efectivamente, «para convertir nuestros
destinos turísticos en inteligentes, la tecnología no es suficiente».
También ha añadido que uno de los principales objetivos de su
organismo es «transformar el conocimiento en innovación a través de
las empresas». Aunque su organismo es generalista y no sectorial, ha
apoyado proyectos estratégicos sobre el hotel del futuro, así como han
lanzado una iniciativa europea de tecnologías para el turismo que ha
servido para gestionar numerosos proyectos. Desde CDTI, según ha
señalado, recogen iniciativas del sector empresarial turístico y
apoyan a empresas y a _startups_.

Por otro lado, ha afirmado que dicho organismo está apostando por
nuevas ideas de apoyo a la empresa innovadora española. Lo último que
están desarrollando, ha comentado Iglesias, es «el apoyo a empresas
para cambiar procesos, tanto internos como con clientes, en los que la
tecnología estaría incluida». También ha adelantado el próximo
lanzamiento de una iniciativa de compra pública para apoyar a las
instituciones del estado en todos sus niveles, con el objetivo de que
pongan en marcha sistemas innovadores basados en tecnología. «Se trata
de fomentar que empresas que tengan tecnologías disruptivas puedan
ofrecerlas a la administración».

Rafael Fuentes, de ICEX, ha destacado el tamaño empresarial como un
factor que afecta negativamente al turismo. Generalmente las empresas
que están creando herramientas para que el turismo mejore son
unipersonales o bastante pequeñas y esto supone una dificultad
añadida. «Es un reto ver de qué forma nuestras empresas ganan en
tamaño, no solo por sí solas sino a través de colaboraciones». El
enfoque de ICEX, ha añadido Fuentes, es «ayudar a las empresas que
persiguen un desarrollo turístico inteligente a que se
internacionalicen, que desde el exterior se conozca la inteligencia de
las empresas españolas».

A modo de conclusión, el moderador ha planteado a los tres
participantes una pregunta sobre qué se puede mejorar en la
coordinación de esfuerzos en el tema del turismo inteligente. Para
Fuentes, se trataría de «intentar sumar esfuerzos y mejorar aspectos
como la coordinación». Para Villar hay tres factores clave:
coordinación, no duplicidad y sentido común. «Aplicando la norma y
cumpliendo la gobernanza de ser eficaces, dejaremos de crear
tecnologías no válidas para algunos destinos», ha indicado. Por
último, Iglesias ha añadido que CDTI actúa colaborando con las
comunidades autónomas en materia de innovación.