El limón europeo lidera la producción mundial durante 2020

69

El limón está de moda. La producción mundial de este cítrico alcanzó 6.467.616 toneladas durante 2020, según datos del World Citrus Organization, plataforma global que agrupa al sector cítrico. De esta forma se consolida el crecimiento productivo de este fruto, teniendo en cuenta que la media durante el periodo 2010-2018 fue de 5.700.000 toneladas.

Una dinámica ascendente que tiene al limón europeo como auténtica locomotora ya que en 2020 los productores de la Unión Europea recolectaron 1.871.011 toneladas. Es decir, un 28% del total mundial. De esta forma, se consolida como principal potencia por delante de Argentina (1.550.000 t), Estados Unidos (798.000 t) y Turquía (700.000 t). Casi uno de cada tres limones consumidos en el Mundo procede de los campos europeos.

La cuenca del Mediterráneo, donde se ubica un bosque con más de 9 millones de limoneros, se ha convertido en la principal zona productiva, garantizando el suministro de este dorado cítrico durante los 12 meses del año. España es el primer país europeo en producción de limón con un total de 1.198.978 toneladas durante 2020. Lo que significa el 64% del limón comunitario.

Los cítricos son la variedad de fruta más consumida en España, según el informe de Consumo Alimentario 2019 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Y ellimón cada vez está más presente en los hogares españoles. Su consumo per cápita alcanzó los 3,86 kilos en 2017, según datos de AILIMPO. Una tendencia que se ha disparado en 2020 por la pandemia, ya que el limón es fuente de vitamina C, que contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario.

Una garantía de seguridad alimentaria y calidad

Este beneficio saludable ha provocado que el limón sea un fijo en la cocina. Las exportaciones se dispararon hasta un 33% durante marzo de 2020 en comparación con un año antes. “Hubo un récord de consumo en los hogares de Europa en marzo y abril de 2020“, explican desde AILIMPO, la organización del sector del limón español.

Su modelo productivo cuenta con un exigente manual de tratamiento y cultivo que garantiza la sostenibilidad medioambiental y la máxima seguridad alimentaria y trazabilidad del producto frente a cítricos llegados desde otros puntos del Mundo.

“La seguridad alimentaria y la sanidad vegetal son puntos clave. Este manual es una herramienta básica e indispensable para ofrecer las máximas garantías de calidad y seguridad alimentaria”, aseguran desde AILIMPO.