¿En qué ocasiones podemos enviar vinos de regalo?

59

El vino ha sido a lo largo de la historia un símbolo de alegría y unión. Ya en la antigua Roma se estima que su población consumía más de una copa al día, y el cultivo de viñedos se asociaba al lujo y al poder.

Y no es para menos, pues con el vino se pueden tener detalles de diversa índole con las personas a quienes estimamos. Los lotes de vino para regalar están a la orden del día, puesto que las reuniones sociales se han vuelto del todo caseras, y cuando un invitado acude a nuestro hogar, ¿no es siempre un gesto de buena educación ofrecerle una copa de vino?

Si nos detenemos a pensarlo un instante, nos daremos cuenta de que en la mayoría de las ocasiones especiales de nuestra vida hemos estado acompañados de una copa de vino, dado que se trata de un obsequio que expresa gratitud. Además, en España existe una larga tradición de brindar con vino siempre que tenemos un evento señalado, hace parte importante de la gastronomía y de las despensas en cada uno de los hogares.

Por otra parte, sabemos que encontrar un regalo que sea del total agrado de quien lo recibe puede ser complicado, especialmente si no tenemos demasiada información sobre sus gustos particulares, por esa razón los packs de vinos son un regalo muy acertado, pues acompañar una comida con un buen vino siempre será el objetivo esperado de todas las personas.

También es cierto que los amantes del vino tienen el paladar afinado para reconocer las buenas cosechas, por lo que regalarles una buena botella no es demasiado complicado, pero hay que saber elegir el adecuado, y si vamos un poco perdidos siempre podemos echar mano de las recomendaciones de críticos y expertos en la materia.

Por ejemplo, en el caso de aquellos principiantes o aficionados, lo mejor es decantarse por un vino de crianza corta en madera, cuyo sabor es fácil de reconocer y tiene buenas valoraciones.

Sin embargo, para aquellos expertos que disfrutan de los matices de cada aroma, sabor y acidez de un buen vino puedes optar por un tinto más intenso; mientras que las mujeres suelen disfrutar en mayor medida los vinos secos y delicados.

En definitiva, hay muchos tipos de vinos y por supuesto hay uno para cada ocasión, por lo que es importante tomar en cuenta a quién se los vas a regalar, si es para tu pareja, amigos o socios, también si este se va a acompañar de alimentos o no.

Y en cuanto a las celebraciones, los que más saben siempre remarcan que el clima y la hora es de suma importancia, puesto que cuando es para el día y estamos en un sitio caluroso lo mejor es optar por un vino blanco, rosado o espumoso; mientras que, si es para una cena, suele ser mejor optar por un vino tinto.

Así que si tienes un evento en días próximos y no sabes qué puedes llevar como regalo, recuerda los tips que te hemos compartido en este artículo, estamos seguros de que podrás disfrutar de una velada inolvidable acompañado de un buen vino en la mesa.