Juan Carlos Narbona celebra sus bodas de plata

75

La distribuidora gastronómica Narbona Solís cumple 25 años.

La distribuidora Narbona Solís nació en Sierra de Yeguas de la mano de los hermanos Juan Carlos y Gabriel. Sus padres, Gabriel y María, tenían un pequeño despacho de vinos, y sus hijos comienzan a trabajar en el negocio. Primero lo hicieron en la comarca de Antequera y después ampliaron a Málaga capital y al resto de provincias andaluzas. Más tarde se incorporan a la empresa Pepe Narbona, como director de Logística, y María Narbona, hija de Gabriel. Ahora celebran sus bodas de plata como empresa, y durante estos 25 años, Narbona Solís se ha convertido en uno de los mayores distribuidores de Andalucía contando con un porfolio de 12.000 referencias entre vinos, destilados y alimentación gourmet de todo el mundo. Esta trayectoria ha servido a la compañía para crecer, expandirse e innovar. Este año, su famoso Salón del Vino y Gastronomía celebrará su decimosexta edición los próximas días 4 y 5 de noviembre en Antequera.

¿Cómo se consigue posicionar a Narbona Solís en lo más alto de la distribución gastronómica en Andalucía?

Todo nace en Antequera con la fábrica de quesos Sur El Torcal, creando a su vez un catálogo de vinos a nivel provincial que abre Narbona Solís. Asesoramos muy bien la comarca de Antequera y llegó un momento en que se nos quedó pequeña. Así fue cómo creamos nuestra delegación en Málaga, donde abarcamos toda la Costa del Sol y donde Narbona Solís comienza a echar sus raíces. A partir de ahí, la empresa comienza a crecer y nos acabamos expandiendo a casi toda Andalucía. Tenemos delegaciones en Granada, Sevilla y Córdoba. Contamos con un catálogo con 12.000 referencias, especializados en vinos, siendo el 70% de nuestros productos, destinando un 15% a alimentación y un 15% a destilados orientados a coctelería. Siempre hemos querido ser una distribuidora diferente, adelantándonos a los productos novedosos, hasta que hemos llegado a un punto en que la gente nos pregunta por estas novedades antes que a nadie.  Esta fue una de las razones de la creación del Salón del Vino que se celebra cada año. Para presentar las novedades del año siguiente en cuanto a vinos, alimentación, destilado premium… 

Además, tenemos un equipo magnífico y cada día estoy más contento con él y con la línea de hacia dónde vamos. Por ello, vamos innovando desde el servicio logístico hasta la novedad del producto. El cliente pregunta, “¿tenéis…?”, y nosotros ya lo tenemos. Ha sido un camino duro. Muchos días de viaje, muchos días en la calle, asistir a muchas ferias, a muchos congresos… Esto nos ha hecho ser los primeros, siempre tratando de allanar el camino entre el hostelero y el productor.

¿Por qué decidís especializaros en productos gourmet? ¿Qué productos se están poniendo de moda?

Nos distinguimos por hacer algo diferente. Queremos ser diferentes distribuyendo productos como ese aceite que elaboramos de Cerro El Castillo, vinos como El Rondón de la propia Ronda… Llegamos a un punto en que la realidad de nuestro mercado gourmet se basa especialmente en diferenciarnos de todo lo que hay ya en la calle. 

Algunos de nuestros productos más demandados son el atún, los vinos nacionales e internacionales, productos de coctelería… aunque nuestro catálogo es tan extenso que no sabría elegir uno.

¿Cómo elegís a los productores que distribuís? 

Somos bastantes lentos para elegir. Para que un producto entre dentro del catálogo de Narbona Solís, nosotros nos interesamos en conocer la fábrica, nos interesamos en conocer la propiedad, el proyecto en sí, es decir, el plan de viabilidad que tiene ese negocio. ¿Por qué? Porque no queremos que nuestros cliente cuenten con un producto que va a introducir en su carta y 6 meses después no vaya a poder contar con él. 

Coincidiendo con el 25 aniversarios de la empresa, ¿podemos esperar algún acontecimiento especial en esta nueva edición del salón del vino y gastronomía?

Vamos a tener diferentes eventos muy especiales, como por ejemplo la cata vertical de Don Perignon, que va a ser la única que se haga este año en España, vamos a tener un ronqueo de atún, una cata de Do Ferreiro… Vamos a tener eventos muy muy interesantes.

¿Qué nuevos proyectos podemos esperar de Narbona Solís en el futuro cercano?

Cuando la gente me pregunta cómo has sentido estos 25 años, yo siempre digo que para mí, han sido 25 días. Han pasado super rápido y con una gran ayuda familiar de mis padres, mi hermano, mi mujer, mi hija… Ha llegado el momento en que tenemos varios proyectos que saldrán a la luz en el año 2020 o 2021 super interesantes y muy madurados después de 10 o 12 años.