Entrevista a María Herrero de B Bou Hotels

690
Entrevista a María Herrero de B Bou Hotels

María Herrero es de esas personas que transmite su pasión y amor por lo que hacen. Actualmente es la directora-gerente del Hotel La Viñuela, ubicado en pleno corazón de la Axarquía, y cofundadora y gerente del Grupo Hotelero B { }BOU Hotels, una cadena de hoteles boutique y con encanto que reúne tres establecimientos entre la Axarquía y Ronda.

La empresa de origen familiar se ha transformado en la actualidad en unos espacios hoteleros únicos donde conectar con la tranquilidad, entornos únicos y una gastronomía de mucha calidad. Agro ha charlado con María Herrero para conocer los proyectos de la empresa.

¿Quién es María Herrero dentro de B { }BOU Hotels?

Llevamos toda la vida ayudando a mis padres en la empresa familiar que teníamos que era una empresa de apartamentos turísticos. Desde pequeños siempre hemos trabajado ahí, al principio porque nos apetecía a nosotros y luego porque teníamos que participar en el negocio familiar y éramos conscientes de ello.

Tanto mi hermano como yo nos fuimos a estudiar nuestras correspondientes carreras. Yo me fui a Madrid donde estudié Publicidad y RRPP, luego me fui a Londres a estudiar inglés e hice un máster en Dirección de Empresas que me aportó conocimientos.

¿Cómo empezó todo?

Mis padres adquirieron el Hotel La Viñuela. Con el paso de los años me volví por casualidad a Málaga y fue cuando me pidieron por favor que me incorporara al proyecto familiar. Acepté encantada y llevo ya 14 años en ese proyecto de Hotel La Viñuela. Mis padres comenzaron tres años antes de incorporarme al proyecto. Los verdaderos héroes de este proyecto son mis padres. Ellos con su esfuerzo y tesón desde que eran pequeños levantaron esta empresa porque trabajaban de día y de noche, ya que no contaban con muchos recursos económicos y tenían que ayudar a sus familias. Mi padre siempre tuvo un sueño, tener un hotel propio. Por lo tanto, como yo siempre digo el Hotel La Viñuela fue el sueño cumplido de mi padre desde el inicio. En La Viñuela se respira el amor de mi padre, por ejemplo, los jardines siguen teniendo su esencia gracias a su esmero.

¿Qué hace que te sumes a la empresa familiar?

Cuando acabo mis estudios y me planteo trabajar para otras empresas o la empresa familiar, decido sumarme al proyecto que mis padres con tanto amor y pasión han creado y que han conseguido todo desde la nada ¡Por Dios, ¡cómo me voy a dedicar a otra empresa! Tanto Andrés (mi hermano que estudió turismo y también está estudiando un Máster en Dirección de Empresas) como yo pues seguimos trabajando sumando mucho amor y vida al proyecto. Yo siempre digo que me tocó nacer en la mejor familia, es la mayor fortuna de mi vida. Mi familia es la más increíble del mundo para mí. Nosotros trabajamos en familia y no discutimos. La base está en que nos amamos y nos queremos por encima de todo, y luego el respeto, nos admiramos y respetamos mucho los unos a los otros. Cada uno lleva una parte de la empresa.

Tenemos admiración propia por nuestros padres que son nuestros héroes, que tienen una capacidad de trabajo y de inteligencia increíble. Nosotros hemos heredado esa pasión. Mis padres son pilares fundamentales. Ahora mismo somos tres jóvenes empresarios y mis padres. Cuando doy clases sobre emprendimiento siempre pongo el símil del “Hotel La Viñuela” en comparativa con el cuento de los tres cerditos. Comenzó siendo una casita de paja, luego mis padres comenzaron a convertirla en la de madera, y luego entre todos hemos conseguido convertirla en la casa de cemento, aunque siempre hay que estar atento del lobo. Pero sí que me siento orgullosa de mi familiar por convertir el Hotel La Viñuela en un referente de hotel boutique en la Axarquía. Cuando ya vemos que el “Hotel de La Viñuela” está consolidado, nos surgieron otras oportunidades como fue la adquisición de Cortijo Bravo, entonces vimos claro que teníamos que crear una marca que acogiera el proyecto en sí. Esa marca fue B { }BOU Hotels.

¿Qué significa B { }BOU?

B { }BOU Hotels es una marca que acoge la filosofía de empresa que tenemos. “Be”, que significa ser o estar con en inglés, pero le quitamos la “e”, luego añadimos los corchetes para que sea el cliente el que nos diga entre el “be” y el “BOU” de boutique lo que significó su experiencia por ejemplo “Be {happy} BOU”.

¿Cuál es la filosofía de B { }BOU Hotels?

Para nosotros es calidad, calidad, calidad y atención, personalización y mimo. Nuestros hoteles son hoteles con alma, una vez cruzas la puerta de entrada empiezas a sentir cosas. Por ejemplo, en La Viñuela tenemos desde hace un año un spa privado en medio de un jardín con unas vistas exclusivas, este tipo de filosofía es lo que nos diferencia también con respecto a otros. Da igual que pasees por lo jardines o te sientes en la terraza a comer nuestro foie axárquico, siempre sientes impacto y mucha paz. Entonces es un lugar pensado para el descanso y el conectarse con uno mismo para sentir esa tranquilidad.

También trabajáis con un hotel en Ronda…

Sí, hay otro hotel en Ronda con el que colaboramos. Lo lleva Juan, que es su propietario, y nosotros trabajamos la parte comercial. Este hotel es también una maravilla como La Viñuela o Cortijo Bravo, con jardines románticos. Son jardines especiales, son hoteles en los que se siente y donde nos adelantamos a las necesidades del cliente, para que se sienta como un Dios y que se sienta bien. Siempre estamos pensando en los detalles y qué es lo que el cliente va a querer para nosotros adelantarnos.

¿Tenéis nuevas incorporaciones previstas a la marca B { }BOU?

Pues sí, en Ronda estamos terminando de ponerle nuestro sellito y muy pronto lo daremos a conocer, AGRO lo conocerá cuando esté listo. Ten en cuenta que la marca B { }BOU, es una forma diferente de viajar con los sentidos, relajarse y disfrutar de las vacaciones. B { }BOU es una pequeña cadena hotelera, que se puede gestionar o comercializar. No podría vender algo que no sintiera o no fuera verdad, me corre pasión por B { }BOU. Seguimos afianzado la marca y nos entran proyectos nuevos todos los días, aunque seleccionamos los proyectos con los que queremos trabajar porque nos gusta crecer sin pausa pero sin prisa con todo bien asentado. Y lo que se hace siempre es con amor, pasión y creyendo en el producto. Las prisas no nos gustan.

¿Qué más valores añadidos aporta la marca B { }BOU, además de la emoción experiencial?

En las últimas semanas he estado en cuatro países. He visitado Nueva York, algunos países nórdicos, y otros para la comercialización y afirmo que vivimos en el mejor sitio del mundo con diferencia. Es por ello que cada vez nos eligen más como destino de calidad. Reunimos todo lo que se necesita para que B { }BOU funcione, como un clima inigualable, tenemos infraestructuras, cultura, gastronomía, gente… Somos completos.

También cuidáis mucho la gastronomía ¿Qué tiene B { }BOU en sus cocinas?

La gastronomía para nosotros es parte esencial también de nuestra filosofía. Es de las cosas que más fideliza a nuestros clientes, comenzando por nuestro equipo con el que contamos que son el corazón de la empresa. Hay dos elementos fundamentales el equipo y los clientes. Es como yo le digo a mi equipo, que gracias a que ellos son felices, hacen feliz al cliente. Otra razón es la gastronomía. Nuestro cliente está mimado desde el primer momento con una carta de elaboración propia que, además, ha sido premiada en numerosas ocasiones, la última vez que fue premiada fue en enero por la Academia Gastronómica. Desde hace catorce años, apostamos por una carta elaborada con platos y productos locales. Axárquica, malagueña y andaluza. Tenemos hoteles muy parecidos, pero muy distintos. La Viñuela para mí es mi bebé, mientras que a Cortijo Bravo lo siento como una auténtica “Toscana Axárquica”.

¿Crees que hay mayor concienciación por parte de la comunidad hostelera de Málaga para crear nuevas experiencias y ofrecer más calidad a los clientes?

Ahora mismo lo que estamos haciendo realmente es invertir, tras pasar por unos años malos de situación económica en España, entonces ahora mismo estamos teniendo los pies en el suelo para que ese 10% de clientes nuevos que nos están llegando no se nos vayan y repitan.

Creemos en calidad, y te hablo de la Costa del Sol entera no te hablo sólo de mis hoteles. Por ejemplo, nosotros hemos realizado una inversión de más 200.000 € en La Viñuela en la parte de eventos, que para un hotel pequeño es bastante. Porque creemos en algo y siempre estaremos renovando antes que morir. Yo no voy a esperar a que venga la muerte a buscarme.

Nosotros hemos mamado desde pequeños esta visión y hoy tengo esta idea de proyecto, mañana puede ser otra. De momento, estamos muy ilusionados y trabajamos mucho, rodeados de nuestro equipo, gente profesional y gente muy buena con valores. Los eventos son nuestro fuerte y tenemos un equipo muy profesional que hace que el cliente se vaya encantado y con ganas de volver. También es verdad que en ningún momento, ni tan siquiera durante la crisis, hemos bajado la calidad siempre apostamos por ella. Y cuando hablas de calidad no siempre hablas de calidad en el plato, sino de calidad humana del equipo, de la decoración, del mimo, del cariño y la profesionalidad.