Entrevista con José María Losantos, presidente del Consejo Regulador

231

José María Losantos está a punto de cumplir un año y medio como presidente del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga, un cargo al que accedió con el respaldo unánime del sector. Losantos afirma en esta entrevista que el mundo del vino se está recuperando de la crisis y mira al futuro con optimismo.

¿Qué balance puede hacer del tiempo que lleva como presidente del Consejo Regulador?

El balance es positivo en todos los aspectos. Se está consiguiendo culminar proyectos importantes que han supuesto un gran esfuerzo para el Consejo, como la Certificación ENAC para la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía (F.C.C.A.A.). Esto es casi lo último que hemos terminado.

¿Cuáles son los objetivos que le gustaría ver cumplidos cuando finalice este periodo como presidente?

La estabilidad del Consejo en todos sus aspectos y que el sector se sienta respaldado e identificado con el Consejo y su labor.

El sector ha pasado por varios momentos críticos, el último, provocado por la crisis. ¿Cree que están en un nuevo punto de partida? ¿Cómo mira al futuro?

El futuro lo veo con optimismo. Nos estamos recuperando, pero además creo que estamos contando con nuestro mercado natural, que cada vez está más concienciado de la calidad de nuestros productos.

¿Cómo valora la declaración de la uva pasa de la Axarquía como Patrimonio Agrícola Mundial? ¿Cómo repercute esto en el sector?

Es por fin un reconocimiento mundial a una tradición y a un trabajo impagable de nuestros viticultores, principalmente de la Axarquía. Supondrá más visibilidad para el sector y seguro que se traduce en crecimiento.

Recientemente han firmado un convenio con la UMA para impulsar las denominaciones de origen ‘Málaga’, ‘Sierras de Málaga’ y ‘Pasas de Málaga’. ¿En qué consiste a grandes rasgos?

No es este el primer convenio que se firma con la UMA, pero sí que creo que va a ser decisivo, porque hemos introducido elementos importantísimos en estos tiempos como la investigación en comunicación y la creación de un Centro Tecnológico que agrupará a distintas disciplinas universitarias aplicadas al sector del vino.

¿Cuál cree que es el motivo por el que el vino no acaba de conquistar a los jóvenes?

Sin duda, por falta de conocimiento. El vino no estaba de moda, el vino era una cosa de viejos, no era moderno. Afortunadamente, este concepto está cambiando, arrastrado por tendencias existentes en USA, Inglaterra o países nórdicos donde el vino es un plus gastronómico y cultural que está teniendo un crecimiento importante entre los jóvenes, a los que ya no les da vergüenza pedir vino en una discoteca.

Intentamos acostumbrar a los malagueños a que consuman vinos de la tierra, pero en los restaurantes existen pocas referencias para hacerlo. ¿Cómo se arregla esto?

Poco a poco y demostrando que podemos estar y ser competitivos. Sólo hay que recordar que hace muy poquitos años era imposible pensar que, por ejemplo, un vino tinto malagueño podía competir de igual a igual con vinos de prestigio de otras denominaciones de origen.

Hace unos meses se celebró un gran evento en la capital malagueña patrocinado por una denominación de origen de Castilla y León. ¿De qué sirve tanto esfuerzo si luego promocionamos los vinos de otras regiones? ¿Cree que las instituciones se implican lo suficiente?

Entiendo que en este caso, como en otros organizados por entidades privadas, quizás tengamos que ser más competitivos, seguramente. Estoy de acuerdo en que un poquito de “nacionalismo sano” por parte de las administraciones no estaría mal, aunque esto no quiere decir que no tengamos apoyo.

Estamos en plenas fiestas navideñas y la pregunta es obligada: ¿Nos podría hacer una recomendación para maridar nuestro menú con vinos malagueños?

Creo que ahora mismo en Málaga y Sierras de Málaga hay una variedad de referencias de una calidad altísima y contrastada que cubrirían cualquier expectativa y menú con el que queramos sorprender. Estoy seguro de que lo conseguiríamos sin ningún problema.  Estoy seguro de que lo conseguiríamos sin ningún problema.