Tío Tobas, Casas Cuevas: 25 años naturales

107

Las cuevas, esas estancias en el interior de la tierra, con formas curvilíneas, desiguales, hermosas y confortables, donde el silencio, su temperatura estable y la paz que emanan las hacen especiales. En sus paredes y suelos está escrito el carácter de su tierra y su gente.

Tío Tobas se sitúa alrededor de un enclave único, en el centro de una diversidad natural exuberante, rodeado por los cuatro Parques Naturales terrestres, Parque Natural Sierra de Huétor-Santillan, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Natural de Sierra Nevada, Parque Natural de Sierra de Castril y el Geoparque de Granada y muy cerca también se puede disfrutar de un Parque Natural Marítimo, el de Cabo de Gata.

El Geoparque de Granada, un territorio único y salvaje, con 47 municipios en un paraje con todos los colores, en el cual el paisaje es solo el principio. Donde la riqueza paisajística, cárcavas/’badlands’, el hábitat en cuevas, los registros visibles del cuaternario con 72 lugares de interés geológico, los yacimientos paleontológicos y las costumbres de sus gentes constituyen el valor diferencial de este territorio. Un viaje por el tiempo de más de 5000 años donde revivir las tradiciones de nuestros ancestros, para reconectar con la naturaleza, con nosotros mismos y nuestra familia. Una forma diferente de ocio y turismo. Donde el origen es un destino de futuro.

Tío Tobas, un complejo turístico rural y sostenible con 19 cuevas, refugios naturales donde por el aislamiento acústico y térmico durante todo el año hará que el descanso sea excepcional. Un espacio diseñado tanto para poder desarrollar el instinto de equipo, con todas las comodidades y herramientas para unir trabajo y ocio e incentivar a tu gente como para tener a toda la familia unida y entretenida con miles de actividades conjuntas. Y por qué no, también para esconderte con tu pareja y tener una estancia llena de aventura a la vez que relajada, tu eliges el tanto por ciento de cada.

Por su emplazamiento las actividades son tan variopintas como su paisaje. Un territorio que se puede disfrutar de mil maneras, mediante su naturaleza, arqueología, gastronomía, vinos producidos en bodegas cueva, conociendo la mayor concentración de cuevas medievales de España, haciendo con tus propias manos un pan con el secreto del Pan de Guadix o un queso artesano en el centro de interpretación Trópolis. Actividades como senderismo, paseo en burritas, visitas culturales, vuelo en globo, 4×4, descubriendo los bad-lands que crean sus diferentes parajes. Eventos, incentivos, convenciones, mil y una actividades para hacer de tu estancia en la cueva una experiencia aún más inolvidable.