Guía gastronómica para comerte la Feria de Málaga

139
calamares

La cocina tradicional triunfa en esta semana de feria: jamón y queso, pescaíto frito, berenjenas, revueltos y carnes guisadas son algunas de las propuestas que vamos a degustar estos días en las casetas. AGRO ha elaborado esta miniguía con recomendaciones ‘gastro’ del centro histórico y del Cortijo de Torres para practicar eso de ser ‘foodie’ también durante la ‘Semana grande’ de Málaga.

_

LA REBOTICA

Rico, rico pescaíto frito… “para que no nos olvidemos que estamos en Málaga”. El punto de partida de esta mini ruta por los sabores de la feria bien podría comenzar por una de las casetas más antiguas, la que llevan poniendo en marcha el Colegio de Farmacéuticos de Málaga desde 1982. En esta ‘rebotica’ más que encontrar antibióticos o jarabes vamos a toparnos con una de las más deliciosas maneras de arrancar un día de feria: “Un buen plato de jamón del bueno y quesos ríquisimos”. Directos al grano, así debemos empezar si seguimos las recomendación de los miembros de la organización. A continuación, “pescaíto frito, para que no nos olvidemos de que estamos en Málaga”. Para seguir… “Carnes guisadas muy bien cocinadas, como es un solomillo a la casera que gusta mucho” y de bebida un poco de todo, ¡hasta un buen gazpacho! La sabrosa cocina de La Rebotica se ofrece diariamente a diversos colectivos que acuden a ella para la hora del almuerzo y está abierta a todo el público. Se trata de una de las más conocidas del recinto ferial, una de las ‘imprescindibles’ del Cortijo de Torres.

_

PEÑA JUAN BREVA

‘En to el meollo’, como diría cualquier malagueño, está una de las casetas más concurridas de la Feria de Día del centro, la Peña Flamenca Juan Breva, junto a la plaza de la Merced. O nos aligeramos para coger sitio o a partir de las cuatro y media o las cinco difícilmente podremos entrar. Tortilla de patatas, montaditos, croquetas, que no falte el queso ni el jamón, vino, rebujito… y flamenco, mucho flamenco para darle ese toque que la hace tan especial. Cantaores y cantaoras, coros rockeros y agrupaciones que año tras año se dan a conocer en este escenario. Desde luego, ¡público no le falta! La Peña Juan Breva es una de las más antiguas de España dentro de su temática y esta caseta es una auténtica institución en la Semana Grande de Málaga.

gitana
Málaga se llena de colores en estos días.

_

LA ESPIGA

‘Revueltos’ con mucha historia en el Real. En 1976 un grupo de amigos puso en marcha la que hoy es la caseta familiar más antigua de la Feria de Málaga. Tras ella la agrupación cultural que lleva el mismo nombre, Amigos de la Espiga. Al frente, María Piedrola, que nos recomienda probar el revuelto La Espiga. ¿Qué lo hace diferente? Una riquísima combinación de “jamón, langostinos, espárragos, champiñones, habitas y huevo”. A quienes les guste este plato y sus variantes podrán encontrar aquí desde el típico de jamón y gambas al de ortiguillas y langostinos o el rociero. Otras de las delicias que destaca María de esta propuesta gastronómica es la parrillada ibérica, las berenjenas rocieras o los deliciosos flamenquines caseros.

Nosotros nos anotamos todo esto para dejarnos caer por La Espiga y os dejamos otro detalle que hace muy especial a esta agrupación: “desde 1981 se reconoce la labor social o profesional realizada por malagueños o entidades locales que proyectan nuestra ciudad, a nivel nacional e internacional. Se les concede el galardón Espiga de Oro. María Piedrola nos adelanta este año ha recaído en… ¡Antonio Banderas! “¿Vendrá o no a recogerla?” le preguntamos a ella, que nos cuenta que ahora no va a poder ser, pero que más adelante ya está prevista la visita del actor.

_

EL POSTIGO DE SAN JUAN

Cocina tradicional en el corazón de la Feria

Una de las imprescindibles para quienes disfrutan de una jornada festiva en el centro es la caseta que está en la Casa del Niño Jesús, en un tradicional patio andaluz. Desde hace 12 años los ‘hermanos’ y amigos de las Reales Cofradías Fusionadas se ponen tras la barra de la que se ha dado en llamar ‘Postigo de San Juan’, pues la primera vez que la pusieron en marcha se ubicó en el entorno homónimo.

¿Qué vamos a encontrar aquí? Desde Fusionadas nos destacan “su ambiente familiar” –quienes hayáis pasado por aquí lo habréis comprobado y muchos volvemos a ella por eso mismo– y cocina ‘de la de toda la vida’, “de calidad y a precios populares”. Anotad en vuestro cuaderno foodie de feria: “desde las tradicionales berzas a los callos, la paella y la porra. También las croquetas del puchero, la tortilla de patatas y pepitos”. Además de llenar el estómago vamos a contribuir a una buena causa si pasamos por la Casa del Niño Jesús: “una parte de los beneficios obtenidos van directamente al mantenimiento del patrimonio de Fusionadas y a la futura Casa Hermandad y a nuestra Obra Social. Otra parte se entrega como donativo a Cáritas Diocesana”. En 2015, nos comentan, llegaron a entregarse a esta organización “más de 10.000 euros al finalizar las fiestas”.

_

EL PÉNDULO

Música y gastro en otra de las ‘históricas’ del Real. “Platos a un precio asequible para disfrutar con amigos y familiares” y un programa de actuaciones que pondrá música “por la tarde y por la noche con grupos que animarán el lugar”, así resume Jose Zayas López, decano del Colegio Oficial de Peritos e Ingenieros Técnicos e Industriales de Málaga, lo que nos espera en El Péndulo. Esta lleva abriendo sus puertas a los malagueños desde el año 1983 y viendo qué plato del día van a servir de sábado a sábado a algunos nos dan ganas de ir cogiendo sitio: callos con garbanzos, patatas con chocos, berza malagueña, carne con tomate, garbanzos con langostinos, arroz con pollo, parrillada con patatas y chirriones a la riojana.

_