II Congreso de Derecho Turístico de la Costa del Sol

59
congreso

El consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, destacó hoy en Marbella (Málaga) la regulación desarrollada por su departamento durante la actual Legislatura, con un total de 13 instrumentos, y defendió la importancia de la normativa como herramienta de planificación en materia turística, además de como garantía de la calidad de los servicios que se prestan a los viajeros.

Fernández inauguró la II edición del Congreso de Derecho Turístico de la Costa del Sol, organizado por el Colegio de Abogados de Málaga, en el que diversos expertos analizan el marco jurídico del sector en aspectos como la influencia de la economía colaborativa, la fiscalidad, el modelo de desarrollo en la comunidad o la sostenibilidad desde un punto de vista medioambiental o urbanístico, entre otras materias.

El consejero subrayó el impacto del turismo en la economía, ya que el movimiento a nivel global en 2016 alcanzó los 1.230 millones de llegadas internacionales, y los ingresos sumaron 1,17 billones de euros, lo que supone que el volumen de negocio que aporta esta actividad actualmente en el mundo iguala, e incluso supera, las exportaciones de petróleo, productos agroalimentarios o de automóviles.

En el caso de Andalucía, Francisco Javier Fernández detalló que el turismo generó 19.200 millones de euros en ingresos el pasado ejercicio -un 7,7% más en términos reales- y defendió el peso de esta actividad en la economía regional por su aportación del 13,1% al Producto Interior Bruto (PIB) y su capacidad de crear empleo, con más de 372.000 trabajadores, la mayor cifra por rama de actividad.

Durante su intervención, el consejero señaló que la propia evolución del sector y las nuevas demandas de los clientes “hacen que el turismo viva en un permanente estado de renovación, lo cual exige mantener en constante revisión la normativa existente”, tanto “para enfrentar los desafíos que se nos plantean como para mejorar y recorrer con éxito el camino hacia la competitividad y el mejor posicionamiento de nuestro destino”.

 

Viviendas con fines turísticos

Para dar respuesta a esta evolución, en la presente Legislatura se han desarrollado 13 instrumentos legislativos, entre los que destacan el Plan General de Turismo Sostenible y la Estrategia Integral de Fomento del Turismo de Interior Sostenible, y los decretos de los Planes Turísticos de Grandes Ciudades, de Declaraciones de Interés Turístico, de Municipio Turístico y de viviendas con fines turísticos.

Esta última regulación referente a las viviendas con fines turísticos responde a la necesidad de ordenar en la comunidad una nueva realidad en el modelo de uso de los alojamientos que ha llegado para quedarse, así como de ofrecer a los clientes unas garantías de calidad y de confort durante su estancia en consonancia con el resto de la oferta alojativa reglada del destino Andalucía.

Desde la entrada en vigor de esta norma en mayo de 2016 se han presentado un total de 27.226 declaraciones responsables -el 59% en la provincia de Málaga- para el inicio de la actividad como vivienda con fines turísticos. De ellas, casi el 79% (21.445 viviendas) ya están inscritas de oficio en el Registro de Turismo, que representan 114.000 plazas de alojamiento. Asimismo, se han realizado 4.166 actuaciones inspectoras.

Finalmente, el consejero subrayó que con esta regulación “damos respuesta al presente y nos preparamos para el futuro”, además de que “estamos evitando el fraude y la competencia desleal con los establecimientos hoteleros reglados de la comunidad” y “contribuyendo a sacar a la luz todo el potencial que representa esta nueva dinámica, en cuanto al número de plazas, a ingresos económicos y a creación de empleo”.