II Gala Premios DOP Aloreña de Málaga

118

El chef Sergio Garrido, el GDR Valle del Guadalhorce y la familia Molero-Estrada, reconocidos por la DOP Aceituna Aloreña de Málaga

Son muchas las personas y entidades que han sido fundamentales en el proceso de posicionamiento de la aceituna Aloreña de Málaga como primera aceituna de mesa en obtener el sello de Denominación de Origen Protegida (DOP) otorgado por la Comisión Europea.

El motivo de esta segunda edición es otorgar nuevamente unos merecidos reconocimientos ligados al sector de la Aloreña, que visualicen la gran labor que desarrollan en los ámbitos de restauración, entidad y persona (a título individual).

En el sector de la restauración el reconocimiento ha recaído en el chef Sergio Garrido, por la inclusión de esta aceituna en sus platos, dándola a conocer en diferentes puntos del mundo, y haciendo ver al consumidor que la aceituna es un producto que fácilmente se puede incluir en la cocina, como ingrediente de numerosos platos.

Además, Garrido colabora con distintas asociaciones como son AVOI y Mundos Infantiles, motivo por el cual muchos le conocen como “El chef solidario’’.

La entidad reconocida este año ha sido el Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce, que supuso una pieza clave para la creación de la Denominación de Origen Protegida Aceituna Aloreña de Málaga y su Consejo Regulador, ya que su contribución al reconocimiento de la misma fue esencial. 

Desde la fundación de la “Asociación de Aderezadores de Aceituna de Mesa de la Comarca Natural del Valle del Guadalhorce”, el personal técnico del GDR trabajó mano a mano con ella, facilitándoles su propia entidad, así como el impulso de la puesta en marcha y solicitud de la DOP Aceituna Aloreña de Málaga, la cual también fue apoyada por las juntas directivas y gerencia del grupo. 

En cuanto al reconocimiento a la persona, en esta edición ha recaído en la familia Molero – Estrada por estar siempre muy vinculada con la aceituna Aloreña y por ser una familia que vive por y para la agricultura, siendo propietarios de fincas con olivos centenarios y cultivos de cereales, cítricos y almendras.

Además, Andrés Molero fue socio fundador de la Cooperativa Manzanilla Aloreña en el año 1997, y en cuanto a su mujer, Mari Estrada, ha sido y es una mujer muy trabajadora que aprovecha al máximo los recursos del campo fabricando, junto a sus hijos, sus propias mermeladas, jabones, y por supuesto, la elaboración de la aceituna Aloreña. 

Igualmente, durante el desarrollo del evento, se ha realizado la entrega de los premios del concurso gastronómico “La Aloreña en la Tapa”, que este año ha celebrado su III Edición. Este concurso de cocina se organiza por el Consejo Regulador de la DOP Aceituna Aloreña de Málaga con el objetivo de difundir entre el sector de la restauración las singulares características y propiedades de la Aloreña de Málaga.

El primer premio ha sido para Sam Sánchez Moreno, de la Escuela de Hostelería Torremolinos Costa del Sol, con su tapa “Raviolis de queso de cabra con aceitunas Aloreñas, con falso pesto de kiwi, albahaca, piñones y un crujiente de aceitunas”; el segundo para Eva Montes Rueda, de la Escuela de Hostelería de La Cónsula, y el tercero para Rafael Torres Domínguez, de la Escuela de Hostelería de Benahavis.

Este acto de reconocimiento ha contado con el patrocinio de la Excma. Diputación de Málaga y Sabor a Málaga.