Kraken abre sus puertas en el centro histórico de Málaga

185

Ofrece un espacio ‘afterwork’ con coctelería clásica y de autor para las tardes

Un ‘Blacklao en tempura con ali oli de jalapeños’, una ‘Lasaña con boloñesa de pato y salsa de curry’ o un ‘Hot dog de shoft-shell crab frito en corteza de cerdo, sweet chili, pepino y hierbabuena’ son sólo algunos de los platos que se pueden elegir en Kraken, un espacio gastronómico ubicado en la Plaza de las Flores, en el corazón del Centro Histórico de Málaga.

Kraken abre sus puertas a la ciudad de la mano de Beluga, apostando por la misma calidad de la materia prima, pero con un concepto diferente, más informal, con platos de autor, cocina actual y guiños a la gastronomía más internacional.

Al frente de este nuevo espacio de restauración se encuentra Diego René. El chef ha diseñado una carta para todos los públicos donde armoniza sabores peruanos, japoneses y mediterráneos, dando personalidad a cada uno de los platos a un precio asequible. Kraken ofrece, además, una terraza totalmente acondicionada para cualquier momento del día y un espacio con coctelería clásica y de autor para los momentos ‘afterwork’.

A la carta

En su carta, Diego René propone ‘Carrillera yakitori con burgur y mahonesa de ají amarillo’, ‘Kraken a la brasa con ali oli, patata confitada y tomate fresco. El pase podría continuar con un ‘Mollete de gambas al pil pil’ o la ‘Mini burguer de rabo de toro, foie y miel de caña’. Para acabar, un ‘Rollito de cordero moruno con yogur de remolacha y hierbabuena’ o unas ‘Gyozas de pato con salsa de cítricos’. Pero estas son sólo algunas de los platos de una carta variada que se complementa con una bodega bien seleccionada.

Sobre el chef

Al frente de Kraken y Beluga se encuentra el chef alicantino Diego René López. Fue precisamente en Alicante donde comenzó su carrera profesional en los fogones, con su padre, y formándose con el gran arrocero Daniel Chacopino. Más tarde amplió su formación en el Centres de Turisme de Alicante (CdT) para desde ahí comenzar a viajar y a formarse con algunos de los grandes nombres de la alta restauración española como Martín Berasategui y María José San Román. También ha trabajado en Reino Unido, Francia y Argentina, llegando finalmente a Málaga para dirigir Pez Tomillo, arrancar el proyecto Bocallena y ponerse al frente de Beluga y Kraken, donde ha tomado la dirección gastronómica junto a Andrea Martos.

Entre sus premios y reconocimientos está el de ‘Finalista al Mejor Arroz a Banda de España’, tercer puesto en el Trofeo Mejor Ensaladilla Rusa de Málaga 2017 y tercer puesto en el Campeonato de Chivo Malagueño 2019. Además, es miembro del colectivo Gastroarte, que agrupa a casi un centenar de los mejores cocineros de Andalucía.