La provincia de Málaga produce casi 54.000 toneladas de aceite de oliva en lo que va de campaña

76

La provincia de Málaga ha producido casi 54.000 toneladas de aceite de oliva en lo que va de campaña, la cual se puede dar por finalizada a falta de la escasa producción que se haya podido recoger en el mes de abril. Desde que se iniciara la campaña el pasado mes de octubre y hasta su finalización en estos últimos días se han acumulado a nivel nacional algo más de 1.300.000 t, de las que 44.550 pertenecen al mes de marzo.

Por su parte, y a nivel nacional, las SALIDAS DE ACEITE AL MERCADO de Marzo se situarían en esta ocasión en el entorno de las 151.000 t., una cifra excelente, la segunda mayor del histórico para un mes de marzo. El ritmo de comercialización durante estos seis meses de campaña se sitúa por encima de las 143.000 t. mensuales, el nivel de salidas medio más alto de este periodo.

Para el cálculo de las salidas se han estimado unas importaciones de 8.000 t. que se confirmarán una vez Aduanas publique los datos consolidados a finales de mayo, fundamentales para determinar las salidas reales al mercado.

En cuanto a su distribución, alrededor de 103.000 t. se han destinado a exportación y unas 48.000 t. al mercado interior.

Por lo que respecta a las salidas de aceite de almazara, estas han alcanzado un volumen importante, rondando las 154.000 t.

El reparto de las EXISTENCIAS es el siguiente:

• En almazaras se sitúan en 779.360 t., 109.000 t. menos que el mes anterior.

• En envasadoras son de 277.370 t., unas 15.000 t. más que el mes anterior.

• En el Patrimonio Comunal Olivarero se sitúan en las 46.540 t., 3.870 t. menos que en febrero.

• Las existencias totales a final del mes de marzo son de 1.103.270 t., 98.360 t. menos que en febrero.

La falta de precipitaciones y el bajo contenido en aceite de la aceituna han sido los causantes de este descenso sobre las previsiones iniciales. La falta de precipitaciones es una realidad hasta la fecha y unido a esta disminución en las expectativas de producción de aceite están provocando un alza en la cotización de todos los tipos de aceite. Si en un principio había mucha diferencia entre los vírgenes extra y los vírgenes y lampantes en la actualidad dichas diferencias se están acortando de manera significativa, previendo el sector un ajustado equilibrio entre la oferta y la demanda en lo que queda de campaña. Por eso desde ASAJA recomendamos que hay que ser cautos ante las voces que están pidiendo la paralización de las ventas, pero por otro lado hay que defender la corta producción que se ha obtenido sin dejar de crecer en mercados que nos pueden hacer falta para cuando la producción sea mayor, sin que se dé lugar a caídas como las que ya hemos vivido en campañas anteriores.