La provincia de Málaga dispara sus indicadores de turismo rural

38
turismo

La provincia de Málaga emerge definitivamente como un destino de referencia para el turismo rural. Los indicadores turísticos contemplan un extraordinario crecimiento de cifras con respecto a las ofrecidas en el año anterior.
Así, los indicadores reflejan que entre enero y mayo de 2016 la Costa del Sol ha asistido a un incremento del 106,45% de viajeros en alojamientos de turismo rural, si se comparan con los datos del año anterior.

En palabras de Elías Bendodo, presidente de Turismo Costa del Sol, “el espectacular crecimiento del interés por el turismo rural es una magnífica noticia para la Costa del Sol, que amplía el abanico de su oferta turística y pone en valor el maravilloso interior que posee la provincia”. Una provincia rica en entornos naturales y posibilidades para escoger la más ajustada a las motivaciones del turista: “un verdadero tesoro por descubrir incluso por los propios habitantes de nuestra provincia”, concluyó Bendodo.

El crecimiento experimentado en los primeros meses de 2016 se reparte de forma prácticamente idéntica si atendemos a los turistas en función de su procedencia nacional o extranjera. En el primer caso se ha observado un incremento del 101,12% mientras que en los extranjeros lo ha sido del 112,37%, levemente superior.

Y es que, a niveles generales, los viajeros que acudieron a alojamientos de turismo rural fueron 13.743 en los meses de enero a mayo de 2015, muy por debajo de los 28.373 contabilizados en los cinco primeros meses del año en curso, lo que significa duplicar las cifras en este tipo de hospedajes.

Muy buenos números ofrecen también los indicadores concernientes a las pernoctaciones en alojamientos rurales. Un crecimiento general del 65,46% con respecto a los cinco primeros meses de 2015 sitúan en la cifra de 114.934 las pernoctaciones tenidas lugar a lo largo de los distintos puntos de turismo rural que posee la provincia de Málaga.

En este capítulo de pernoctaciones, el mercado extranjero sí que presenta un grado de crecimiento significativamente superior al nacional, superando los 90 puntos porcentuales con respecto a las cifras del mismo período del año anterior.

Si los datos generales del año en curso ofrecen estos magníficos resultados, atendiendo a los meses por separado se advierten similares grados de crecimiento: así, en mayo se registraron en alojamientos de turismo rural 9.074 viajeros, más del doble que en mayo de 2015 (que fueron 4.499), con especial incremento del mercado extranjero, sector que ofreció un repunte muy significativo también en pernoctaciones.