Los subtropicales: las frutas que están de moda

1476
aguacate

Los cultivos subtropicales son un sector pujante que tienen un gran peso en la economía de la provincia de Málaga con más de 10.000 hectáreas de cultivo. En la Axarquía es donde se concentran los cultivos de aguacate y mango y otros con menos peso como la papaya, el kumkuat o los lichis, pero con una proyección igual de importante de cara al futuro. De hecho, el cultivo de los subtropicales ha sido uno de los grandes recursos para salir de la crisis y 2016 ha cerrado con más de 200 millones de euros facturados en frutas subtropicales que se han exportado desde Málaga hacia países europeos, según los datos manejados por la Junta de Andalucía. Sin duda, un sector que ha evolucionado a grandes pasos en los últimos diez años y que nos hace preguntarnos cuáles son los factores que han permitido esa evolución y crecimiento del sector y por dónde pasa ahora el futuro. Cinco firmas malagueñas hablan con Agro sobre ello.

Vanesa Moreno, de Tropical Millenium.

El sector del subtropical en Málaga es muy variopinto. Las empresas malagueñas trabajan para dar servicio durante todo el año e introducir poco a poco nuevos productos. Las frutas subtropicales han experimentado en los últimos años un crecimiento sostenido, ya que los consumidores los tienen cada vez más disponibles y la calidad va en aumento. En palabras de Clara Báez, directora técnica de Frutas Montosa, “el subtropical es un sector que cuenta con una gran profesionalización y globalización”, una afirmación apoyada por Sigfrido Molina, gerente de Sigfrido Fruit, cuando afirma que “las empresas están especializadas en dar un servicio, que es proveer de subtropicales todo el año”. Es por eso que el aguacate, por ejemplo, ha pasado de ser un desconocido “tener un lugar habitual en la lista de la compra familiar”, según Óscar Ramírez, gerente de Trópico. También ha sucedido que “el sector se ha convertido en un pulmón para la economía de la provincia”, apunta Vanesa Moreno, responsable de marketing de Tropical Millenium, quien asegura que todavía hoy “hay muchos sectores de la población malagueña y andaluza que desconocen el producto, a pesar de que somos la huerta de subtropicales que abastece a Europa”.

Jorge Reyes, de Reyes Gutiérrez.

Saludable

Aun así, es un hecho que las frutas subtropicales tienen una cuota de penetración importante en fruterías y supermercados. Los cambios en los hábitos de alimentación y la subida de la demanda por parte del consumidor son factores que han propiciado esta evolución. “Hay una preocupación constante por lo saludable”, afirma Clara Báez “y las mejoras técnicas de las empresas del sector han permitido este crecimiento y la disponibilidad en los puntos de venta”, asegura. Jorge Reyes, gerente de Reyes Gutiérrez, apunta un dato más a este respecto y señala que este cambio ha sido propiciado también por “un profundo conocimiento del sector por parte de los profesionales y a una vol untad constante de las empresas de invertir en innovación”.

Clara Báez, de Frutas Montosa.

Todos estos factores han ayudado, sin duda a que “el nivel de consumo de subtropicales se esté equiparando poco a poco al de Europa”, apunta Vanesa Moreno, haciendo que “actualmente, el aguacate esté de moda”, afirma Sigfrido Molina. Y es que lo “healthy” y la preocupación por lo saludable son corrientes de hoy que se han puesto a favor del consumo de las frutas subtropicales, lo que ha propiciado también el aumento en las hectáreas de cultivo y un mayor número de empresas en el mercado, una mayor capacidad de producción, un consumo más extendido, una propagación del producto y, por tanto, también un mayor número de personas empleadas en este sector. “Los subtropicales son un producto muy atractivo”, sostiene Sigfrido Molina, que “está teniendo una introducción muy interesante en la parte gastronómica y en la restauración”, asegura Vanesa Moreno.

Objetivos de crecimiento

Óscar Ramírez, de Tropico Spain.

¿Y cómo se presenta el futuro para este sector en plena ebullición? En este punto todas las empresas son tajantes y coindicen en su afirmación: “prometedor”. “Hay claros indicadores que nos invitan a conseguir objetivos de crecimiento constante año tras año”, afirma Jorge Reyes, que es secundado por Óscar Ramírez al decir que “está previsto que el incremento de la demanda se mantenga, lo que prevé un crecimiento de las empresas en los próximos años”.

Aunque en España el consumo de aguacate no llega a un kilo por persona al año, hay razones para augurar “un gran recorrido y grandes posibilidades de desarrollo”, asegura Clara Báez, quien apuesta por la calidad y la innovación como valor diferencial de las empresas del sector. “Es necesaria la introducción de nuevos productos y formatos”, añade, una afirmación con la que está de acuerdo Vanesa Moreno al explicar que el futuro pasa, además, por la introducción y aumento de la producción de otras frutas muy saludables, como la papaya, y también de otros formatos, como la IV gama. En este punto coincide también Jorge Reyes, que ve como un punto fuerte de cara al futuro “la capacidad de las empresas de adaptarse a la demanda del mercado, sobre todo en el sector de la hostelería, que en los últimos años está pidiendo un producto preparado y listo para salir a la mesa”, afirma. Sigfrido Molina termina apuntando que el aguacate “será siempre la primera división de este sector”.

Sigfrido Molina, de Sigfrido.

A pesar de los buenos datos y de que el futuro se presenta con muy buenas perspectivas económicas, la falta de agua sigue siendo un problema de calado para los productores y comercializadores de estas frutas, que achacan a esta carencia el no poder aumentar las hectáreas de producción al ritmo de la demanda, por eso invitan a las administraciones públicas a tomar nota de esta necesidad. Ahora, queda esperar para ver cómo es el futuro de este sector tan pujante y en pleno desarrollo.