Mahos exige a las administraciones medidas para paliar la afectación al sector por el COVID-19

189

Los establecimientos de la provincia de Málaga  sufren un descenso de la facturación derivado de la pandemia del coronavirus de hasta un 30%

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) considera necesaria la adopción de una moratoria fiscal (impuestos y cotizaciones sociales, como se ha hecho en Italia), así como de medidas laborales y administrativas, que ayuden a amortiguar el perjuicio económico que las empresas sufren ya como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

En las últimas semanas, pero con especial incidencia en los últimos días, se registran numerosas cancelaciones de reservas en los establecimientos de la provincia, primero con la incertidumbre como motivo y ahora con la certeza de la suspensión de eventos, como por ejemplo el reciente anuncio relativo al Festival de Cine en Español de Málaga.

En este sentido, Mahos ha detectado descensos de facturación en establecimientos de hostelería durante este mes de marzo de hasta el 30%, principalmente por las anulaciones de grupos de turistas de fuera de España, que con el inicio de la temporada alta suelen incrementar las cifras de visitas a la provincia y de pernoctaciones en los establecimientos hoteleros. 

El anuncio de la asociación hotelera Aehcos de pérdidas de hasta 5 millones de euros por cancelaciones tendrá igualmente influencia en la actividad económica hostelera, que aunque es más difícil de cuantificar, afecta a un número mayor de trabajadores. 

Hostelería: dos de cada tres empleos de la industria turística

De hecho, la hostelería aporta en la provincia de Málaga dos de cada tres empleos de la industria turística. Mantiene, según las estadísticas oficiales, 80.000 puestos de trabajo a lo largo del año, con picos de 100.000 personas empleadas en temporada alta. 

Por este motivo Mahos considera que las medidas anunciadas por el Gobierno de España dirigidas al sector turístico han de ampliarse, y por ello solicita un esfuerzo mayor para que los empresarios y los trabajadores vean afectada su situación actual lo menos posible.

Así, en coherencia con los planteamientos realizados por la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE), de la que la Asociación de Hosteleros de Málaga forma parte, se plantea la siguiente serie de medidas de protección de la actividad empresarial:   

 Medidas fiscales

Reducir, posponer o fraccionar el pago de impuestos como el IVA y las cotizaciones a la Seguridad Social; implementar los instrumentos financieros adecuados para garantizar la liquidez de las empresas mientras dure la crisis; eliminar la parte correspondiente a los impuestos de los suministros de gas y electricidad; aplazar el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social; y reducir el IBI y demás impuestos municipales para aquellas empresas que vean reducida su facturación.

Medidas administrativas

Facilitar la moratoria del pago de los arrendamientos de los locales comerciales; y dotar de fondos extraordinarios al Consorcio de Compensación de Seguros.

Medidas con las instituciones

Exigir a la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales que utilice los fondos de los que dispone para realizar campañas sectoriales de información y formación; y reactivar el Instituto de Crédito Oficial.

Medidas laborales

Agilizar el procedimiento de tramitación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE); y eliminar el control horario en aquellos sectores que por exigencias de la producción estén obligados a trabajar más allá de la jornada laboral. 

Medidas para autónomos: adecuarlos al régimen general de trabajadores por cuenta ajena.