Málaga abrirá nuevos canales de comercialización de sus productos con Reino Unido

74

Algunos objetivos se basan en la implantación de empresas británicas en la provincia o reforzar la presencia de productos malagueños en ferias de Reino Unido

En la cuenta atrás para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, que se hará efectiva a partir del 31 de enero, la Diputación de Málaga está estudiando estrategias para minimizar el impacto del Brexit en las exportaciones de productos agroalimentarios a Reino Unido y reforzar la presencia de ‘Sabor a Málaga’ en el mercado británico.

Para ello, el vicepresidente primero de la Diputación de Málaga, Juan Carlos Maldonado, y la cónsul de Reino Unido en Andalucía, Charmaine Arbouin, han mantenido una reunión de trabajo en la que se han concretado compromisos como potenciar el vínculo con operadores de Reino Unido siguiendo el modelo con el que ya se trabaja en Madrid o Barcelona, facilitar la implantación de empresas británicas en la provincia o reforzar la presencia de los productos malagueños en ferias profesionales y grandes superficies de Reino Unido.

Maldonado ha explicado que, en 2018, Málaga exportó a Reino Unido productos por valor de 73 millones de euros (un 3,6% del total de sus exportaciones a todo el mundo) e importó 139 millones.

Por eso, a pesar de «la preocupación por la incertidumbre de cómo pueden evolucionar los mercados con respecto a esta nueva situación», esta puede ser «una oportunidad de equilibrar la balanza comercial, según ha manifestado el vicepresidente.

Durante la reunión, la cónsul se ha interesado por los productos malagueños cuya producción y demanda está creciendo -como los subtropicales, vinos, aceites de oliva, pasas, quesos de cabra, cárnicos como el chivo o los derivados del cerdo- y ha asegurado que entre los británicos existe una demanda creciente de productos de la dieta mediterránea en general, y españoles en particular, y que «el nombre de Málaga suena a los británicos».

«La Costa del Sol se asocia a las vacaciones, pero Málaga está de moda» como destino cultural y gastronómico y es uno de los destinos que más crece en la demanda de escapadas de fin de semana, contribuyendo a romper la estacionalidad que caracteriza al turismo en la costa, según ha señalado la cónsul, que también ha incidido en las estrechas relaciones del Reino Unido con la provincia de Málaga, donde residen 47.000 británicos a los que, según Arbouin, «el Consulado quiere ayudar a integrarse más en la vida de España y a disfrutar de lo que España tiene para ofrecerles, y una de esas cosas es Sabor a Málaga».

Con este clima favorable entre los posibles consumidores británicos, aunque a falta de saber cómo afectará el Brexit a la situación arancelaria, la cónsul se ha comprometido a facilitar contactos con el departamento comercial para potenciar el vínculo con operadores de Reino Unido siguiendo el modelo con el que ya se trabaja en Madrid o Barcelona.

El vicepresidente ha señalado la importancia de reforzar la distribución de los productos ‘Sabor a Málaga’ colaborando con el Colegio de Agentes Comerciales, con quienes se está preparando un convenio que, entre otras cuestiones, tendrá como objetivo facilitar los cauces de comercialización desde Málaga y establecer una colaboración estrecha con la oficina comercial británica.

Maldonado ha manifestado que una de las herramientas que van a utilizar para evitar la pérdida de puestos de trabajo y reforzar el tejido productivo de la industria agroalimentaria va a ser potenciar el turismo gastronómico. «Málaga debe ser una potencia turística no sólo por el sol y la playa, también debe ser un destino turístico gastronómico de primer nivel y para ello vamos a reforzar la vinculación con la hostelería londinense y británica para que esa unión que ya existe entre nuestros pueblos sirva para afianzar las exportaciones de productos malagueños al Reino Unido. Para ello se han destinado este año de 3 millones de euros para la promoción de productor típicos malagueños bajo el paraguas de Sabor a Málaga.»

Otra de las estrategias que han acordado es establecer contacto con empresas británicas y facilitar su implantación en la provincia para que sean partícipes del desarrollo del sector agroalimentario de la provincia,

La cónsul británica también se ha mostrado de acuerdo en contribuir a aumentar la presencia de las empresas del sector agroalimentario malagueño en las ferias comerciales que se celebran en el Reino Unido, como la WTM, y en supermercados y grandes superficies.

Estas estrategias de distribución vienen a sumarse a la red de restaurantes y hoteles en los que ‘Sabor a Málaga’ se está implantando tanto en la provincia de Málaga como fuera de ella y del que es un buen ejemplo el restaurante Casa Manolo en el barrio londinense de Chelsea.

«Queremos pensar en el futuro y en las relaciones que nosotros, como británicos, vamos a tener con España y con Málaga, y para nosotros representa una oportunidad interesante ver cómo podemos colaborara para hacer llegar Málaga a más británicos», ha concluido la cónsul.