Málaga, quinto destino de España según Exceltur

62
Málaga, quinto destino de España según Exceltur

Málaga, quinto destino de España según el nuevo barómetro de competitividad Turística de Exceltur.  El estudio pretende propiciar que el turismo ejerza de fuente de prosperidad y multiplique su capacidad de generación de mejores resultados empresariales, así como de empleo y renta. El alcalde defiende durante su intervención que no hay que crecer intensamente en número de turistas sino conseguir un alto crecimiento en la capacidad de gasto de esos viajeros.

Málaga ha adelantado a Sevilla y ya es el quinto destino más competitivo de España, según el barómetro de competitividad turística UrbanTUR, que ha presentado hoy la Alianza por la Excelencia Turística (Exceltur) en Madrid. Por delante de Málaga sólo se sitúan Barcelona, Madrid, Valencia y San Sebastián.

UrbanTUR es el primer monitor de competitividad turística que analiza la posición relativa de las 22 ciudades españolas más exitosas en función de su mayor volumen de viajeros recibidos en los últimos cinco años, a través de 57 indicadores que aproximan aspectos clave de la capacidad competitiva en el sistema global de destinos urbanos.

UrbanTUR pretende destacar las mejores prácticas desarrolladas en las 22 principales ciudades analizadas y en ámbitos clave que condicionan el desempeño turístico de un destino urbano, con el fin de propiciar que el turismo ejerza de fuente de prosperidad y multiplique su capacidad de generación de mejores resultados empresariales, así como de empleo y renta para la población local.

La presentación de este informe se ha realizado hoy en el marco de una jornada sobre la gestión sostenible del éxito turístico de las ciudades españolas. En esta mesa ha participado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, así como los regidores de Valencia, Joan Ribó, y San Sebastián, Eneko Goia. También han estado en la mesa redonda Amancio López, presidente de Hotusa; Fernando Candela, presidente de Iberia Express; y Aurelio Vázquez, consejero delegado de Iberostar.

Durante su intervención, De la Torre ha destacado que el turismo de ciudad supone una oportunidad extraordinaria para que los valores culturales sean bien conocidos. “Es evidente que planteadas las cosas así, con éxito y equilibrio al tiempo, el turismo de ciudad tiene efectos muy positivos para la inclusión social. Con una buena política de formación hay un largo camino por delante para aumentar el empleo y la generación de riqueza”, ha dicho el alcalde.

Así, el regidor ha recordado que el desarrollo turístico de Málaga ha supuesto una mejora general de la calidad de vida de toda la ciudad, que hoy está considerada como una de las mejores urbes de Europa para vivir. “El turismo urbano se apoya en las ciudades existentes. En su atractivo, en su patrimonio histórico y su oferta cultural, en su oferta gastronómica, en los espacios abiertos…en el atractivo global de una ciudad. Para impulsar el turismo urbano, por tanto, hay que apoyarse en ella e ir de una manera natural facilitando la construcción de los hoteles y las ofertas privadas que el turismo lógicamente necesita”, ha explicado el alcalde, que ha apostado por basar todo el crecimiento turístico en la calidad.
“Algunas ciudades están creciendo con tanta intensidad que pueden acabar dañando el propio proceso de desarrollo turístico y perjudicando la calidad de vida de la ciudad. La solución está en conseguir, siempre, un turismo de ciudad que tenga calidad, que tenga alta capacidad de gasto. No se trata de crecer intensamente en número de turistas sino de conseguir un alto crecimiento en la calidad del turista, o sea en la capacidad de gasto, de tal manera que con menos ocupación humana se consigan los mismos o mejores resultados económicos”, ha explicado De la Torre.

En este sentido, el alcalde ha recordado que “Málaga en los últimos 20 años ha sido protagonista de una importante transformación, con un Centro Histórico renovado y peatonalizado, que la ha convertido en una metrópoli moderna, dinámica, sostenible, abierta, conectada y competitiva; preparada para asumir el reto de caminar hacia el futuro”. Por ello, citando algunos de los objetivos recogidos en el Plan Estratégico del Turismo 2016-2020, De la Torre ha indicado que Málaga ha basado su estrategia de ciudad alrededor del concepto “Smart City,” la economía digital, la movilidad sostenible, la eficiencia energética, el análisis de grandes volúmenes de datos y la aplicación de las TICs.

Proyectos sostenibles
La ciudad tiene más de 40 iniciativas de «Smart City» en marcha y cuenta con varios proyectos piloto reconocidos internacionalmente. Así, entre otros, el Ayuntamiento, junto a la Diputación, forma parte del proyecto Smart Costa del Sol, una plataforma para fomentar de manera conjunta la eficiencia en la gestión de recursos y servicios turísticos con el apoyo de las nuevas herramientas tecnológicas. Las actuaciones necesarias para la realización de la iniciativa son un total de 19, sobre todo relacionadas con eficiencia energética, aplicaciones móviles para guías turísticas o servicios como el taxi, controles de afluencia, aparcamientos, fomento de la innovación y el emprendimiento o formación, además de acceso a puntos wifi en centros públicos o sensorización de costas y playas.