La Academia Gastronómica de Málaga otorga sus premios 2020

189
plato

La Academia Gastronómica de Málaga (AGM), falló el pasado miércoles 16 de diciembre sus Premios 2020, con los que la institución decana en España en su naturaleza, reconoce de forma especial este año el esfuerzo de los profesionales del sector en la provincia en una situación excepcionalmente difícil.

El premio José Luis Barrionuevo al Mejor Restaurante ha sido para Kaleja (Málaga), el proyecto de madurez del cocinero Dani Carnero, quien, reivindicando la técnica ancestral de guisos al amor de la candela, de producto y de temporada desde el corazón de la judería malagueña, propone sin embargo una cocina llena de modernidad y personalidad, de la mano de un equipo excepcional de profesionales en cocina y sala capitaneado por Miguel Manzanares, Carlos Heredia y Juan José Pérez, que contribuye a elevar la calidad de la oferta de restauración en la capital.

El premio Paul Schiff al Mejor Chef reconoce a Miguel Palma, quien en apenas unos meses y con la complicidad de Elena Stoica, ha convertido La Taberna de Mike Palmer en un lugar de peregrinación para los amantes de la buena mesa, con la mejor versión de la cocina de producto, franca y técnica, pero a la vez sorprendente por sus matices, sabores y juegos, que desde sus inicios lo consagró como uno de los grandes cocineros malagueños.

El Premio Enrique Mapelli a la Crítica y Difusión Nacional ha sido para el gastrónomo, editor de ABC Gurmé Málaga, coautor del libro ‘Templos del producto’ e influencer en redes sociales Carlos Mateos, por su capacidad de ejercer una labor de divulgación de la gastronomía local desde la independencia, el rigor y el conocimiento, pero dando espacio al disfrute, al humor y al hedonismo en sus publicaciones.

El Premio Antonio Espinosa a Una Vida Dedicada al Turismo y la Gastronomía distingue la labor de Gonzalo Ramírez, fundador y propietario del Grupo Gorki junto a Luis Higueras; miembro fundacional de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, agricultor y hostelero, que no solo ha mantenido a lo largo de los años el compromiso con la calidad en todos sus restaurantes, sino la capacidad de anticipar las tendencias gastronómicas e innovar en sus propuestas.

El Premio Santiago Domínguez al Mejor Restaurante de Cocina Tradicional ha correspondido a la Venta los Atanores, del Valle de Abdalajís, restaurante familiar de larga trayectoria que, desde su privilegiada ubicación en uno de los paisajes de interior más sorprendentes de la provincia, rinde homenaje a la cocina de cuchara, el chivo lechal, el guiso y los productos de su entorno.

El premio Antonio García del Valle al Mejor Merendero-Chiringuito, ha sido para El Parador Playa, de Benalmádena Costa, por la conjunción de belleza de la ubicación, y armonía de la arquitectura y decoración con el entorno; el compromiso con la sostenibilidad y la honestidad en la selección del producto, la búsqueda de la excelencia en el servicio de sala y bodega, y por la audacia y respeto a la materia prima y la tradición de su jefe de cocina y segunda generación al frente del negocio, Francisco Muñoz.

El presidente de la AGM, Manuel Tornay, ha querido destacar, en un año especialmente duro, “no solo la labor de los premiados, sino el esfuerzo y el ejemplo de todo un sector, el de la hostelería, que ha demostrado estar a la altura de las más adversas circunstancias, que sigue siendo seguro, y que ahora más que nunca necesita nuestro apoyo”.

Los premios se entregarán a comienzos del año 2020, en una gala adaptada a los requisitos de seguridad y aforo que la actual situación exige.