Restaurante Lo Pepe Molina: un referente culinario en Málaga

486

Situado en Almayate, el Restaurante Asador Lo Pepe Molina es todo un referente gastronómico de la comarca de la Axarquía. Desde 1970 lleva abierto este establecimiento que comenzó siendo un bar y al pasar a manos de Miguel Ángel Molina, perteneciente a la segunda generación familiar, se especializó en la elaboración de carnes al horno de leña. 

En su carta predominan los platos de cocina tradicional, cuidando al máximo la materia prima y apostando por los productos locales, lo que le ha llevado a formar parte de la marca promocional Sabor a Málaga. El jamón asado o pata asada es su plato estrella, aunque como buen asador, en Lo Pepe Molina también se sirven cortes rib eyes, entrecot de vaca madurada, chuletón gallego, lomo Angus, etc. 

Pero la oferta gastronómica no se queda ahí, como señala su jefe de cocina, Andrés Pretel, que lleva ocho años al mando de los fogones del restaurante, la cocina es versátil, ya que elaboran platos de distintos rincones del mundo. Así, en el restaurante sirven desde pizzas o woks a comida tex mex, con delicias como los burritos, las costillas BBQ o los nachos Buffalo Bill, que es una de las últimas novedades y que está teniendo mucha aceptación. 

Además de la carta cerrada, en la que el lomo de bacalao confitado con manzana caramelizada o el costillar de ternera a baja temperatura están entre los platos más solicitados, el restaurante abre a sus clientes la posibilidad de realizar con antelación cualquier petición especial. “Nos gusta complacer al cliente y que esté satisfecho, por eso somos capaces de elaborar cualquier plato que nos pidan por encargo”, afirma Andrés Pretel. 

En Lo Pepe Molina la calidad no está reñida con el precio, y por eso de lunes a viernes se sirven menús del día y menús ejecutivos para degustar a la hora del almuerzo. Platos como el gazpachuelo, la sopa Viña AB, las migas, el arroz campero, la ensalada cateta con bacalao, los medallones de solomillo a la pimienta o el churrasco de ternera a la brasa forman parte de esta oferta diaria que culmina con sabrosos postres caseros. 

La carta de vinos tiene casi medio centenar de referencias con denominaciones de origen de distintos puntos del territorio nacional, donde no faltan los vinos de las denominaciones Málaga y Sierras de Málaga. A ellos se le unen otros fuera de carta que suelen estar expuestos en las vitrinas del salón. 

El restaurante cuenta con dos salones para todo tipo de celebraciones y con una terraza que es una de sus señas de identidad, ya que es el lugar ideal para disfrutar de una agradable sobremesa con cócteles y copas donde no falta la buena música. En este espacio al aire libre se celebran los ‘sábados latinos’, punto de encuentro para los amantes de la salsa y la bachata.