Un San Valentín gastronómico

72

Llega el 14 de febrero y con toda probabilidad este San Valentín será diferente al de otros años debido a la pandemia de coronavirus. Aunque la prioridad para ayudar al sector de la hostelería sea recurrir a los tradicionales menús románticos, los cierres adelantados y las limitaciones de aforo obligan a idear otras alternativas para celebrar el amor.

Las propuestas terminan donde lo hace la imaginación, pero si la tuya está en el dique seco, te apuntamos algunas recomendaciones para festejar con tu pareja el Día de los Enamorados. Cata de vinos Siempre es una buena opción para escapar de la rutina y pasar un momento divertido.

Las empresas se adaptan a la situación actual con catas online en las que disfrutar desde el hogar de una experiencia enológica. Solo hay que apuntarse al plan, recibir los vinos en el domicilio y conectarse el día de la cita a la videoconferencia con el experto que guiará la cata.

Otra opción son las visitas a bodegas históricas sin salir de casa, recorriendo de manera virtual sus instalaciones de elaboración, naves de crianza, salas de cata, etc. Pero si prefieres no permanecer entre cuatro paredes en este día tan especial, puedes buscar un lugar al que asistir con tu pareja a una cata guiada, saborear los vinos y disfrutar en directo de las explicaciones del bodeguero.

Una cena con un chef a domicilio

No hay por qué renunciar a las cenas románticas para dos, pero sí se les pueden dar una vuelta de tuerca. Si no vas a acudir a tu restaurante favorito para celebrar este día, el chef puede ir a ti. La pandemia ha traído nuevas formas de negocio y los maestros de la cocina han tenido que reinventarse. Déjalo todo en sus manos y disponte a disfrutar de un momento inolvidable sin salir de casa. El chef a domicilio se encargará de diseñar el menú personalizado, comprar los ingredientes, cocinar en tus fogones y realizar el servicio en mesa. No te preocupes por el desorden en tu cocina, ya que antes de marcharse lo dejará todo recogido.

Cocinar juntos

Además de romántico, cocinar en pareja tiene un impacto positivo en la relación sentimental. Hay que trabajar en equipo, planificar bien el menú y repartir las tareas de elaboración. Y todo en un ambiente de intimidad y diversión. Si no sabéis cocinar, ahora es el momento de iniciarse en las técnicas culinarias gracias a la formación online. Cursos hay para todos los gustos, desde los que enseñan lo mejor de la gastronomía tradicional hasta los más originales, como los talleres de cocina de trampantojos o de técnicas como esferificaciones, espumas y gelificaciones. Otra opción muy de moda actualmente es comprar los kits que venden en los supermercados con ingredientes y elaboraciones para preparar platos concretos y más sofisticados. También los grandes cocineros te envían a casa packs con los ingredientes necesarios y las instrucciones para terminar en tu cocina la experiencia gourmet. Incluso hay empresas que preparan lotes con el menaje necesario para decorar una mesa de manera romántica. No hay excusa alguna para no ponerse manos a la obra.

Cócteles en casa

Preparar unas copas para después de la cena puede ser la parte divertida de una noche romántica. Y no hablamos de mezclar alcohol con refrescos, sino de elaborar sofisticados cócteles imitando a los mejores barmans. Aunque el resultado seguramente no sea el mismo, merecerá la pena intentarlo. Montar un minibar en el hogar no tiene por qué resultar excesivamente caro. Además de las bebidas, se requieren utensilios y copas. Ya hay empresas que envían a domicilio todo lo necesario para elaborar combinados. Las pautas para mezclar los ingredientes se pueden obtener a través de cursos online, redes sociales –donde algunos bares comparten sus trucos y recetas–, o aplicaciones especializadas que explican cómo hacer los cócteles por ingredientes, por tipo de combinado e incluso por color. ¡No olvides el hielo!

Catas de chocolate

Destierra la leyenda urbana. El chocolate no es el sustituto del sexo, sino el ingrediente ideal para una noche de pasión, ya que posee propiedades excitantes gracias a ciertos compuestos químicos que producen efectos estimulantes. Y aunque no es la pócima mágica del amor, su consumo es placentero. Mejorar la experiencia con una cata virtual será más divertido. Hay empresas que envían a casa chocolates de diferentes procedencias para comprobar sus características y conocer el proceso de elaboración. Incluso se organizan maridajes de chocolate con vino, cava, cerveza o gin tonic, multiplicando las sensaciones.

Recetas afrodisíacas

Hay alimentos que se asocian a momentos íntimos y sexuales, y que pueden contribuir a aumentar la libido. Son los afrodisíacos, cuyos componentes pueden regular y optimizar la síntesis hormonal. Aunque según los expertos el concepto afrodisíaco está más en la mente que en el ingrediente en sí, hay alimentos que pueden ser un buen complemento erótico. Es el caso del chocolate, que contiene triptófano, que produce serotonina y feniletilamina, que es el estimulante que segregamos al enamorarnos. También las ostras, con un alto contenido en zinc, que contribuye a producir testosterona, o la canela, a la que siempre se le han atribuido cualidades afrodisíacas, aunque no están probadas científicamente. En cambio, la maca andina sí parece tener garantía científica sobre su potencial afrodisíaco. Se trata de un tubérculo que mejora el deseo y el rendimiento sexual. Si vas a preparar una cena afrodisíaca, no deben faltar estos ingredientes, a los que se pueden sumar otros como la mostaza, que estimula las glándulas sexuales, o la albahaca, que se asocia a la potencia sexual masculina. Para terminar, un buen postre que dé paso a una noche de pasión. A los ingredientes ya mencionados se les unen las fresas, los plátanos o los higos para elaborar ricas y placenteras recetas que enciendan la llama del deseo. •