Mauro Barreiro y Javier Abascal, la simbiosis entre el mar y la tierra

34

“Atún Ibérico” Ese es el sugerente título con el que Cooking Almadraba bautizó el evento que bajo la batuta de Mauro Barreiro y Javier Abascal ha puesto de manifiesto las similitudes y virtudes entre dos de los productos más codiciados de la gastronomía, el atún rojo salvaje de almadraba y el cerdo ibérico y del que han podido disfrutar 20 comensales entre los que se encontraban periodistas gastronómicos, empresarios agroalimentarios y representantes institucionales como Juan Bermúdez, Alcalde de Conil de la Frontera, David Tamayo, concejal de turismo del Ayuntamiento de Conil de la Frontera, Isabel Montaldo, responsable del departamento de promoción y comercialización turística del Patronato Provincial de Turismo de Cádiz.

Como ya es sabido, Cooking Almadraba centra su oferta gastronómica principalmente en el atún de almadraba, interpretado de una forma magistral y diferente por Mauro Barreiro quién además gracias al trabajo de I+D que desempeña con Petaca Chico no deja de sorprender con sus elaboraciones. En esta ocasión sorprendió a todos los asistentes con elaboraciones sabrosas, potentes y en las que el juego de texturas hacía en algunos casos difícil distinguir hasta el momento de degustarlo, si se trataba de un jugoso plato de carne o del mejor atún de almadraba.  Sin duda, el chef gaditano está logrando el objetivo marcado en Cooking Almadraba, ofrecer una experiencia única en la manera de degustar el atún de almadraba.

Javier Abascal, por su parte, desarrolla en su restaurante Lalola de Sevilla una sabrosa cocina basada casi en exclusividad en el cerdo ibérico y en su máximo aprovechamiento, recuperando recetas y realizando un importante trabajo de investigación para poner de manifiesto la versatilidad de su producto. Sus propuestas fueron una continua sorpresa y una fiesta para los paladares, demostrando que a día de hoy hay pocos cocineros que trabajen el cerdo ibérico como lo hace él. Para finalizar sus platos con un postre que no dejó a nadie indiferente.

El menú perfectamente equilibrado, que jugó con las similitudes entre la morfología de ambos productos, tuvo un armonioso maridaje con diversos tipos de  cervezas Victoria y vinos de González Byass.

El Menú

Bombón cremoso de ensaladilla de atún y aceituna gordal, maridado con Victoria Pasos Largos (Mauro Barreiro, Cooking Almadraba)

Distraído ibérico: Brioche de papada ibérica y tomate en escabeche, maridado con Victoria Pasos Largos (Javier Abascal, Restaurante Lalola)

Croqueta – Niguiri de atún en tomate, maridado con cerveza Victoria (Mauro Barreiro, Cooking Almadraba)

Higos a la plancha con tartar de salchichón ibérico, maridado con cerveza Victoria (Javier Abascal, Restaurante Lalola)

Láminas de barriga, ajoblanco de maracuyá y tomates encurtidos, maridado con Amontillado AB (Mauro Barreiro, Cooking Almadraba)

Berenjena asada, pesto de albahaca y piñones y presa ibérica, maridado con amontillado AB (Javier Abascal, Restaurante Lalola)

Royal de Facera de atún, salsa cazadora y y habitas, maridado con Palo Cortado Leonor (Mauro Barreiro, Cooking Almadraba)

Catañetas guisadas con Leonor 12 años y setas de temporada, maridado con Leonor 12 años (Javier Abascal, Restaurante Lalola)

Cítricos, pistachos y albahaca, maridado con cream Solera 1847 (Mauro Barreiro, Cooking Almadraba)

Pan, chorizo y chocolate blanco, maridado con Victoria negra (Javier Abascal, Restaurante Lalola)

Agradecimientos

Es importante el esfuerzo realizado, y más en los tiempos que corren, para organizar un evento de estas características que no hubiera sido posible sin la implicación, principalmente del chef Javier Abascal y sin el apoyo de empresas e instituciones como Petaca Chico, Cervezas Victoria, González Byass, el Patronato Provincial de Turismo de Cádiz, Turismo Andaluz y el Ayuntamiento de Conil

Sobre cooking Almadraba

Situado en pleno centro de Conil de la Frontera, el local está perfectamente decorado. Una barra en forma de barco desde la que se puede observar una cocina abierta al público, total transparencia y máximo disfrute, un lujo observar las cocciones, cortes y las maneras magistrales del equipo de Mauro Barreiro. Para continuar nos encontramos con la zona de mesas altas, construidas en forma de latas, haciendo un guiño a la línea de conservas. Sin salir del interior del establecimiento vemos un salón con mesas bajas donde desde el techo cuelgan las cuerdas imitando las redes de las almadrabas un espacio donde disfrutar de las historia del atún rojo de almadraba desde el mar a la mesa

Sin duda, Cooking Almadraba no es un restaurante más, es una forma única de degustar y aprender del atún, de realizar una inmersión atunera a través de la creatividad de Mauro Barreiro, con el deje de los productos de la rica despensa gaditana, una cocina de verdad donde el producto es el máximo protagonista y donde la explosión de sabores y texturas nos mantienen en un punto álgido de emoción durante toda la experiencia.