Mi pequeño obrador: el pan con el sabor de antaño

39

Hace ocho años, con la intención de elaborar un pan sano y con distintos cereales, nació ‘Mi pequeño obrador’ en el municipio de Alhaurín de la Torre, fabricando este alimento de la forma más artesanal,  limpia y sin ningún tipo de maquinaria en el proceso. En resumen, un pan con el sabor y la textura de antaño.

Para Elena Román, propietaria de este negocio, esa es la clave “ya que aquí dispongo de mi propio molino que es con el que lo elaboro. Es un pan saludable, que sienta bien cuando se consume y en el que se aprecia ese sabor a los cereales. Eso es lo que nos define, y sobre todo hacerlo con mucho cariño”. Su negocio está dirigido a un público reducido y el servicio, enfocado para una correcta atención al cliente, dispone de un sistema de pedidos de recogida en el obrador.

Dentro de su oferta se pueden encontrar desde hogazas tradicionales, con semillas, panes de molde, panes especiales sin levadura… En definitiva, un obrador de pequeño tamaño pero con una gran dedicación y esmero en todos sus productos, lo que les hace contar con ese sello único y de distinción.