Pan de avena, el mejor aliado para una piel perfecta

La avena es uno de los cereales más completos y equilibrados que existen y su consumo es cada día más popular gracias a la gran cantidad de beneficios que aporta: carbohidratos de liberación lenta, proteína, fibra, grasas saludables, fósforo, magnesio, hierro, manganeso y vitaminas, especialmente del grupo B. La Fundación Española de la Nutrición (FEN) la recomienda sobre todo a personas con enfermedades cardiovasculares/gastrointestinales, diabetes, obesidad y síndrome metabólico.

Pero si por algo se caracteriza la avena es por ser un gran aliado para mejorar la salud de la piel. Por ello, incluirla en nuestra dieta diaria ayudará a poner nuestra epidermis a punto, ahora que se acerca la primavera y comenzaremos a exponer nuestra piel al sol. 

Algunos de los beneficios de la avena en la piel:

• Calma la irritación. Según un reciente estudio, publicado por la revista Journal of Drugs in Dermatology, la avena posee un fitoquímico conocido como avenantramida, del grupo de las amidas polifenólicas, con propiedades antioxidantes que bloquean la absorción de sustancias potencialmente inflamatorias, ayudando a disminuir el picor.

• Ayuda a mantener la piel hidratada. Gracias a su elevado contenido en proteínas y grasas: 65% de grasas no saturadas y 35% de ácido linoléico. Las  proteínas son esenciales para proteger la estructura de la epidermis y las grasas insaturadas consiguen que la misma se mantenga hidratada.

• Nivela el pH. La Academia Americana de Dermatología señala que la harina de avena puede ayudar a normalizar el ph de la piel, lo que alivia la picazón y ayuda a mantener la humedad natural de la epidermis.

Sin embargo y a pesar de que este cereal bien puede considerarse un superalimento, no es fácil incluirla en nuestra alimentación porque además del desayuno a modo de gachas o en tortitas, o incluso unos copos espolvoreando una ensalada, pocos productos la incluyen en sus elaboraciones. Por eso, el pan de avena de Levaduramadre Natural Bakery es perfecto para incluirla en nuestro día a día. Se trata de una hogaza de masa madre a base de harinas de trigo y un escaldado de copos de avena que no solo está riquísima, sino que es perfecta para acompañar cualquier plato gracias a su sabor neutro y su miga suave y esponjosa, y su corteza crujiente.