La bodega El Pimpi pone en marcha su fundación

293
pepe
FOTOGRAFIA:LORENXZO CARNERO /AGENCIAPUNTOPRESS A PEPE COBOS PROPIERTARIO DE BODEGAS EL PIMPI DE MALAGA

La bodega El Pimpi de Málaga ha creado una fundación que pretende unificar sus acciones sociales, culturales y gastronómicas, para así continuar con la labor solidaria que ha ido desarrollando durante años.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo; el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo; y la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Monsalud Bautista, han asistido este miércoles a la presentación de la Fundación El Pimpi.

El propietario de El Pimpi y presidente de la recién creada fundación, Pepe Cobos, ha desvelado en esta gala cada una de las líneas de trabajo de la entidad: la defensa de las tradiciones, la cultura, la potenciación de Málaga y todo en clave de humor de la mano de, Ángel Rielo, según ha informado la empresa en un comunicado.

Durante el acto se ha desvelado el nuevo proyecto de la fundación ‘Soles de Málaga’, una iniciativa que llevará la solidaridad a todos los rincones de la capital a través de la implicación de todos los distritos.

«La defensa de los valores culturales y sociales ha sido una de las premisas de El Pimpi, que siempre ha luchado además por la conservación de las tradiciones en un entorno de cooperación con las empresas locales», ha comunicado.

Desde que iniciara su andadura en 1971, El Pimpi ha estado ligado a estos valores, contando entre su clientela con personalidades de las letras y las artes como Gloria Fuertes o Antonio Gala, entre otros; y donde pasaban horas dando charlas literarias en los conocidos ‘Viernes de Gloria’ y continuando hasta nuestros días con ‘Los Culturales de El Pimpi’.

Pasados los años y gracias a la nueva visión de su propietario Pepe Cobos, la empresa sufrió un «importante» cambio que conllevó un crecimiento «imparable» hasta nuestros días.

«Se amplía el servicio de restauración, el equipo de trabajo, el servicio al cliente y todo ello respaldado por una línea de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que se desarrolla desde el interior de la empresa –proveedores, trabajadores– hasta el exterior –cliente, sociedad–«, ha informado El Pimpi.

El apoyo a las nuevas generaciones de agricultores del Valle del Guadalhorce con la compra de su cosecha e incentivos comerciales o la venta de productos malagueños, son sólo algunas de las acciones que se realizan desde El Pimpi.

En la contratación de personal, también hay una línea de responsabilidad social «muy clara» con la inserción de personas con riesgo de exclusión y diversidad funcional. Pero, lo que más conmueve al Pimpi es la obra social, por eso realiza un apoyo casi diario a cada ONG que toca a su puerta.

Pero, todo ello se compatibiliza también con una agenda de acciones que se realizan desde El Pimpi relacionadas con el tema cultural, social o gastronómico, estableciendo un programa fijo de unas 15 actividades mensuales con las que se «pretende ayudar y dar altavoz a todas las personas con inquietudes y necesidades y dando lugar a lo que denominan en la propia casa como una gran ‘Revolución del Amor'», ha concluido.