Pomelo: un saludable aliado

73

Aunque es el cítrico menos consumido por los españoles, el pomelo tiene un buen número de adeptos gracias a los numerosos beneficios que aporta a nuestra salud. La mayoría de los partidarios de esta fruta la toman en el desayuno y no la mezcla con ninguna otra, a pesar de su particular sabor, ligeramente ácido y con un cierto toque de amargor.

Al igual que la mayoría de los cítricos, el pomelo podría tener su origen en Asia, pero en realidad no se conoce con exactitud su procedencia. Diferentes investigaciones señalan que se trata de una fruta híbrida resultante del injerto entre el naranjo dulce y el pummelo de Barbados (Caribe). Esta fruta se produce en climas tropicales y subtropicales, aunque también puede cultivarse en otras latitudes, requiriendo más tiempo para su maduración. 

De las cuatro variedades de pomelos que existen, el pomelo blanco (Marsh Seedless o White Marsh) es el que más aceptación tiene en el mercado español. Se trata de un fruto de tamaño medio con la piel muy lisa, de color pálido o amarillo claro, y pulpa color crema claro, que posee un alto contenido en zumo. 

El sinfín de propiedades de esta fruta invita a incorporarla en nuestro menú diario. Como el resto de los cítricos, el pomelo es rico en vitamina C, que interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, y glóbulos rojos. Favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Además, posee beta-caroteno (provitamina A), esencial para la visión, la piel, el cabello y las mucosas, así como para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Ambas vitaminas cumplen asimismo una función antioxidante.

Respecto a su contenido en minerales, destacan el potasio, necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, y el magnesio, que actúa como cofactor en numerosas enzimas intracelulares.

El pomelo es una fruta ideal para las dietas de adelgazamiento, por su alto contenido en agua y escaso valor calórico. Aporta 1,6 gramos de fibra por cada 100 gramos de porción comestible, que se encuentra sobre todo en la parte blanca entre la pulpa y la corteza, por lo que su consumo favorece el tránsito intestinal.

Andalucía producirá más de 20.000 toneladas de pomelos en la campaña 2020-21

Según el aforo de producción de cítricos 2020-2021 elaborado por la Junta de Andalucía, la comunidad andaluza producirá 20.790 toneladas de pomelos en la campaña 2020/2021, un 18,2 por ciento menos que en el ejercicio anterior, cuando se alcanzaron las 25.411 toneladas. A pesar de este descenso, la producción andaluza supone un 28,9 por ciento de la nacional, que alcanzará las 71.864 toneladas. 

Las provincias donde el Gobierno andaluz estima que habrá una mayor cosecha son, por toneladas, Sevilla (6.991), Cádiz (4.443) y Córdoba (4.172). En Málaga, las previsiones establecen un incremento del 104 por ciento, al pasar de las 700 toneladas en la pasada campaña a las 1.434. El cultivo de este cítrico se sitúa especialmente en las comarcas del Guadalhorce y la Axarquía. 

Las exportaciones de pomelo, por su parte, se han incrementado un 29 por ciento en volumen en los tres primeros meses de campaña (octubre, noviembre y diciembre), según los últimos datos del Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía. Así, de las 1.697 toneladas del mismo periodo del pasado ejercicio, se ha pasado a las 2.181. 

En general, las exportaciones de pomelo son las menos representativas de todos los cítricos, habiendo alcanzado en los tres primeros meses de la campaña 2020/21 solo el dos por ciento del total de las exportaciones citrícolas andaluzas.