Ruta senderista: el fuerte de Frigiliana

302
senderismo

Desde el Barribarto de la turística y encantadora villa de Frigiliana parte un sendero que en poco más de 7 kilómetros nos llevará al Fuerte de Frigiliana, a 963 metros sobre el nivel del mar. Unas cuatro horas serán necesarias para hacer la ruta completa de ida y vuelta en la que salvaremos un desnivel de casi 700 metros.

En el barrio alto de la villa hemos seguido la calle Chorrera durante 300 metros, aproximadamente, para tomar un desvío a la derecha que sin pérdida nos llevará al antiguo molino de Lízar. Junto a este, encontramos una gran alberca que se abastece de la acequia construida por los árabes para canalizar agua del río Higuerón.

Dejando los restos del molino a nuestra derecha seguimos el sendero que en forma de escalera asciende hacia unos postes de electricidad desde los cuales ya empezamos a disfrutar de las vistas tan impresionantes hacia la costa que esta ruta nos ofrece. El tramo de sendero que recorremos desde el molino hasta alcanzar “la calera”, algo más de una hora, tiene una pendiente considerable y un piso de arena suelta que al realizar el regreso nos exigirá ser prudentes.

Es habitual encontrar en nuestras sierras restos de caleras junto a los senderos que discurren por zonas calizas, usadas para la cocción de la roca caliza que era empleada en la construcción para hacer la argamasa y para blanquear las paredes de casas y cortijos.

Hoy estamos de suerte no solo por disfrutar de este día soleado, sino porque continuando nuestra marcha nos hemos visto sorprendido por un magnífico ejemplar de cabra montés que parece tener prisa. Lástima que no se deje fotografiar.

Tras hora y media de marcha y hasta el momento de alcanzar la cima, por un sendero con una pendiente algo más suave, excepto los últimos 150 metros, nos proponemos realizar continuamente giros de 360º para observar la costa de la Axarquía, los picos más emblemáticos de las sierras Almijara y Tejeda, el barranco del río Higuerón, la aldea del Acebuchal, los montes de Torrox, Frigiliana, etc.

Alcazaba

Alcanzada la cima, y siguiendo la propuesta de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Frigiliana, realizamos un ejercicio de reflexión observando lo escarpado y complicado del terreno, e intentando imaginar lo que se vivió en 1569, cuando los soldados cristianos ascendían con intención de expulsar a los últimos moriscos refugiados en el Fuerte, lugar en el que se mantuvieron durante algún tiempo. Solo tras varios intentos, Don Luis de Requesens y Zúñiga (Capitán General de la Mar), que había desembarcado en la costa cercana con más de 6000 soldados en 25 galeones, consiguió el éxito en el “Peñón de Frigiliana” y fue entonces cuando los últimos moriscos que quedaban en la zona se rindieron.

Para regresar hemos pensado seguir el mismo sendero de la ida, pero queremos dejar constancia de otra alternativa que también resulta atractiva. Se trata de seguir el sendero que en dirección norte nos conduce al “Camino de Granada” y una vez alcanzado este carril debemos seguirlo hasta el Acebuchal y regresar a Frigiliana por el acceso previsto para vehículos o, mejor aún, que alguien nos recoja después de tomar un refrigerio en el acogedor restaurante que allí encontraremos.