Sabor a Málaga, el sello de la agroalimentación

105

Una de las circunstancias más llamativas de la crisis económica que ha vivido nuestro país en los últimos años y, más concretamente en Andalucía, ha sido la vuelta al sector primario de muchas personas que azuzadas por el desempleo han visto la agricultura y la producción dentro del sector agroalimentario como una vía de escape para salir adelante.

Sin duda, la crisis económica ha sido uno de los motivos que, en cierta medida, ha posibilitado la reactivación del campo. Como dato significativo, hay que destacar que el sector agroalimentario es en la actualidad un sector de gran desarrollo al que los expertos le auguran un futuro prometedor. Muestra de ello es que ha sido el primero en notar la reactivación del crédito en los bancos. La agricultura se ha convertido en un sector hacia el que las entidades bancarias miran con buenos ojos a día de hoy por su baja tasa de morosidad y por tener gran capacidad de exportación y una más que demostrada resistencia en las temporadas en las que hay que capear la crisis.

Estos datos toman mayor relevancia si se tiene en cuenta que Andalucía lideró las ventas nacionales de productos agroalimentarios y bebidas en el exterior durante el primer semestre de 2015, superando los 5.000 millones de euros, según los datos de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior, es decir, uno de cada cuatro euros exportados por España procedía de nuestra comunidad andaluza, y en cuanto a la provincia de Málaga, fue la que más creció a principios de este año con una facturación que casi alcanzó los 300 millones de euros.

40.000 familias viven del sector

Teniendo en cuenta estos datos y que alrededor de 40.000 familias viven en la provincia del sector agroalimentario, no es de extrañar el nacimiento de proyectos como Sabor a Málaga, una marca promocional puesta en marcha por la Diputación de Málaga cuyo objetivo es impulsar la promoción agroalimentaria y unificar el sector alimentario de toda la provincia. Todos los productos y productores de Málaga estuvieron representados previamente a su nacimiento en 16 mesas de trabajo para aunar posturas y criterios, cuyas conclusiones, aportadas por más de 500 empresas, dieron lugar a la filosofía de lo que hoy es Sabor a Málaga. Ahora, tres años después de su nacimiento aglutina a 300 empresas entre productores, restaurantes y establecimientos dedicados a los productos alimentarios. Asimismo, cuenta con una red de 50 blogueros especializados en gastronomía que difunden su labor a través de las redes sociales e Internet para que esta filosofía llegue a un espectro más amplio de la población.

Las mayores aspiraciones de Sabor a Málaga han sido desde el principio fomentar el consumo de productos malagueños y apoyar su introducción en mercados nacionales y extranjeros, incentivar la actividad empresarial en el ámbito rural como motor de empleo, favorecer la competitividad de la producción agroalimentaria, organizar eventos para trasladar las excelencias de la provincia y defender los intereses generales de los productores.

Nueva feria en La Malagueta

Dentro de sus líneas de actuación en cuanto a promoción, Sabor a Málaga impulsa diferentes ferias comerciales a lo largo del año por toda la provincia y participa en ferias nacionales e internacionales. La primera arrancó en diciembre de 2012 en Málaga, una muestra que se ha convertido en habitual en la plaza de toros La Malagueta durante el puente de la Constitución y que en esta edición contará con la participación de 110 productores y diez restauradores que darán a conocer las excelencias de la despensa malagueña. Además, Sabor a Málaga ha impulsado ferias en todas los pueblos cabecera de comarca durante los tres últimos años y otras acciones para dar a conocer entre la población la idiosincrasia de los productos que se dan en la provincia. Entre el resto de acciones cabe hacer mención especial a Málaga es Formación un programa desarrollado en colaboración con la Asociación de Antiguos Alumnos/as de los Consorcios Escuela de Hostelería y Turismo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, la inclusión de un premio especial Sabor a Málaga en el certamen Málaga Crea o la edición de un decálogo saludable.