«Sabor a Málaga fue la primera marca promocional de una diputación en España y eso nos posiciona como líderes»

159

Entrevista con el diputado de Sabor a Málaga, Juan Carlos Maldonado

¿Cómo ha evolucionado la marca ‘Sabor a Málaga’ desde su creación hasta estos momentos actuales?

La verdad es que la evolución ha sido muy positiva y se están cumpliendo con los objetivos que se habían marcado en el año 2012, que fue cuando se creó con esas primeras mesas de trabajo, en el sentido de contar con esa marca promocional desde la Diputación Provincial de Málaga. Gracias a ella nos permite dar a conocer nuestros productos agroalimentarios y dotarlos de un valor añadido que sirva de reconocimiento para nuestra restauración, comercio y hostelería. 

¿Cuáles son los retos de este período?

La pandemia nos ha condicionado en ese sentido, sin duda; pero aún así estamos trabajando en el ámbito promocional y de comercialización, escuchando y teniendo en cuenta a todos los agentes sociales implicados y canales como pueden ser la Asociación de Hosteleros de Málaga  (Mahos), la Carta Malacitana, la distribución agroalimentaria… en definitiva con todos los que pongan en valor nuestro producto. También seguimos en la línea de potenciar ese valor del producto de kilómetro 0 y reforzarnos como destino turístico, hemos estado presentes con  campañas de concienciación para que se apuesten por nuestra producción, sobre todo en estos momentos, y que permita que se mueva nuestra actividad económica y se mantengan los puestos de trabajo. Otro aspecto es la mejora de la digitalización de las empresas agroalimentarias de Málaga y que se favorezca el comercio electrónico y la venta online, y de hecho queremos favorecerlo con la creación de una plataforma denominada  ‘Market Place’, que va a permitir que nuestros productores puedan mostrar lo que ofrecen. 

¿De qué forma se está ayudando y apoyando a las empresas?

Desde la Diputación hemos puesto en marcha el Plan Málaga para paliar los efectos sociales que está provocando la pandemia en la provincia. Desde el Área de Desarrollo Económico Sostenible y Social estamos trabajando en las líneas de ayudas que sirvan de tabla de salvación para productores, hostelería, sector agroalimentario, sector textil, comercio,… para aliviar esta situación de falta de liquidez y de ingresos. Para ello contaremos con 10,2 millones de euros para llegar a unas 2. 375 empresas y autónomos de la provincia y que dividiríamos en tres bloques: en el área de Desarrollo Económico, donde esta ‘Sabor a Málaga’ y ‘Málaga de Moda’, se contemplan 5,3 millones para seis convocatorias, dos para el sector agroalimentario, comercio y alimentación, con 950.000 euros; otras dos para la hostelería con 2,3 millones y las otras para el sector textil, moda, nuevas tecnologías y artesanía, por 2 millones. Las subvenciones por cada convocatoria pueden llegar hasta los 6.000 euros, destinadas para los gastos e inversiones que han acometido en ese tiempo así como para favorecer la incorporación a las nuevas tecnologías y al comercio electrónico. También disponemos de ayudas para autónomos de diversos sectores, en el caso de aquellos que hayan bajado su cifras de facturación en más de la mitad  durante el segundo trimestre de este año; con 2,7 millones de euros; lo que les permitirá el pago de la cuota durante 12 meses, con hasta 4.000 euros por autónomo. Y en formación y empleo así como en materia de apoyo a la contratación hemos contemplado 1,8 millones de euros para cubrir la contratación de trabajadores, tanto temporales como indefinidos. Aparte, tenemos ayudas para clubes y federaciones, por un millón de euros, dentro de Juventud y Deportes, para personal técnico, material deportivo e higiénico-sanitario. 

¿Además de ser un sello de calidad, que más beneficios conlleva ‘Sabor a Málaga’?

En primer lugar lo que aporta es la posibilidad de incorporarse a diversas acciones promocionales, no solamente de la marca sino también de sus adheridos, como pueden ser productores o comercializadores, para que se conozcan sus productos como es el caso de los aceites, vinos, quesos, etc. También es una apuesta por la identidad malagueña y por lo que ofrecemos. Cuando acudimos a una feria o se organiza un mercado ‘Sabor a Málaga’ incorporamos diversas acciones con la hostelería, ya que son nuestros chefs los que le dan ese valor añadido a nuestra producción, ya que la conocen muy bien. La promoción, el conocimiento y la publicidad son claves también para proyectar esa imagen internacional, que se verá reforzada por esa plataforma digital ‘Market Place’, que nos permitirá estar presentes en cualquier parte del mundo a un solo click. 

Y al final de toda esta importante cadena se encuentra el consumidor final. ¿Aprecia ese producto malagueño?

Se percibe esa buena recepción cuando se ha organizado un mercado o una feria, en los que la afluencia de público ha sido un éxito, y que ha supuesto también llevar todos esos productos a distintos municipios para que se conozcan. Y además lo notas cuando hablas con los chefs y ves que sacan todo el partido a ese producto, y en la buena sensación que se lleva el consumidor, tanto el malagueño como el turista. En ese sentido queremos concienciar al malagueño para que apueste por los interesantes  productos de ‘kilómetro 0’, por la cercanía. Estamos satisfechos en ese sentido, pero con la cautela de escuchar a nuestros productores y la restauración para seguir llegando a muchos más consumidores.

¿Qué es lo que diferencia ‘Sabor a Málaga’ de otras marcas en el ámbito agroalimentario?

‘Sabor a Málaga’ fue la primera marca promocional que una Diputación puso en marcha en España, y eso nos posiciona como  líderes en el país. No hay que olvidar tampoco la riqueza y variedad de nuestros productos: tenemos unas de las zonas más importantes en la exportación de subtropicales en el mundo, los vinos de Ronda o Mollina gozan de gran prestigio internacional, tenemos el chivo malagueño, los quesos, nuestro espeto de sardinas es todo un símbolo; solamente por poner algunos ejemplos. Además, al tener una oferta de restauración tan importante, eso nos da también un gran empuje en esa  marca. En ese sentido, nos ayuda a reforzarnos también en que somos más que  un destino de sol y playa.

Tal como apunta, gastronomía y turismo van de la mano…

Contribuye también a frenar el despoblamiento de los pueblos del interior, al reforzar estos municipios como destinos turísticos, sobre todo a través de rutas gastronómicas que nos permitan conocerlos. Por poner un ejemplo, se está potenciando el turismo enológico, que nos permite acercarnos a Ronda y a visitar sus bodegas. Y los más importante es que este tipo de turismo atrae a un perfil de visitante con un poder adquisitivo mayor, que se siente atraído por este tipo de ofertas. Y además esas rutas gastronómicas conectadas a las infraestructuras que tenemos, como puede ser el Caminito del Rey, hace que esa estancia en nuestra provincia pueda ser explotada y de esa forma romper con la estacionalidad.

¿Cómo se plantea el próximo año 2021 si la situación actual de la pandemia por la Covid lo permite? 

Para el año que viene en nuestros presupuestos contemplaremos una partida muy importante para estar presentes en ferias y patrocinios, en definitiva seguir con las líneas que contábamos, para no perder todo lo que hemos recorrido y lo que hemos conseguido a lo largo de todos estos años.