Seis planes veganos que no te esperabas

28

El veganismo es una opción ya muy implantada en lo que a hábito alimentarios se refiere. Buena prueba de ello es que cada vez más los restaurantes y supermercados apuestan por ofrecer platos donde destacan la ausencia de productos cárnicos y pescados, así como sus derivados, y en los que los vegetales, las frutas y las hortalizas son las protagonistas.

Y no pienses que las recetas veganas son aburridas, que no tienen sabor y que tienden a la repetición. Olvídate de todos esos tópicos y leyendas. La oferta para aquellos que quieren comer saludable y sin recurrir para ello al mundo animal es más variada y seguramente hay recetas que ni te imaginabas que podría probar sin cerdo, pollo o atún, por mencionar algunos de los ingredientes más clásicos.

  1. Cocina italiana

Para empezar, uno de los platos estrella de la cocina italiana y que seguramente te sorprenderá por su presentación tan deliciosa: la pizza. Ya no es de extrañar que la oferta para veganos incluya diversos sabores, sustituyendo su base de queso por el aceite de coco que no merma para nada su suavidad al paladar. 

Como ingredientes muy sabrosos para colocar encima de la masa, podemos recurrir a hortalizas y verduras que son los indispensables que seguramente ya conoces: con champiñones, cebollas, maiz, pimiento rojo o verde o tomates. No podrás negar que puedes elaborar una pizza de diez sin recurrir a productos cárnicos en su preparación.

También de tradición italiana es la lasaña, que podemos preparar con cebolla, zanahorias y tomate; la opción de cabalacín y berenjena es una elección acertada o la de champiñones con pimiento seguro que te encandilará.

Y la pasta también admite muchas variantes en este sentido: ya sea en ensalada con aceitunas negras, maíz, guisante y zanahorias o bien preparándola con una salsa boloñesa de lentejas que queda de rechupete o con salsa elaborada a base de champiñones que nos pueden quedar siempre de escándalo.

2. Barbacoa

Y ya mismo, con el buen tiempo, nos apetecerá una buena barbacoa. Y si pensabas que una barbacoa sin costillas, filetes, pinchitos o hamburguesas es algo imposible, te tenemos que decir que te equivocas. También los veganos pueden disfrutar de esta costumbre con elaboraciones deliciosas y que nos abrirán el apetito nada más servirlas a la mesa.

Por ejemplo, para ensartar siempre son buenas opciones las brochetas de champiñones marinados o de tofu con verduras como pimientos o cebolla, las hamburguesas elaboradas con garbanzos o de calabacín también son un excelente opción para acompañarlas con el pan. 

Y que decir de la clásica mazorca de maíz con sal que es otro de esos imprescindibles sobre la parilla del carbón o incluso podemos colocar encima del fuego unos filetes de coliflor, que son unas delicias de alto nivel.

3. Platos de cuchara

El cuchareo también es una opción vegana con platos que ni siquiera pensabas que se podían preparar sin carne. ¿Crees que no es posible elaborar unos callos o un cocido madrileño de esta forma? Pues si, se puede. 

En el caso de los callos, los garbanzos lo puedes acompañar con setas o incluso con chorizo vegano para darle ese peculiar sabor acompañado de picante. En el caso del plato más típico de la capital madrileña podemos usar chorizo de calabaza para el cocido.

4. Croquetas

Es la estrella en los hogares, la esencia de la cocina de aprovechamiento y las indiscutibles favoritas en cualquier carta. Las croquetas se han ganado con merecido reconocimiento ser las reinas de la cocina y por supuesto también hay muchísimas alternativas a las de pollo, ternera o de rabo de toro.

Por ejemplo, con champiñones y boniato, dándole este último ingrediente una textura que nada tiene que envidiar a la bechamel, son unas perfectas aliadas para servirlas a la mesa con patatas fritas o de zanahoria y curry, un plato con un toque exótico y delicioso gracias al sabor de las especias y que apreciarás en cada bocado. El ajo, la cebolla, el pimiento, la berenjena o el calabacín también pueden ser muy recurrentes a la hora de hacer croquetas. Para que luego digan que no hay variedad.

5. Albóndigas

Las albóndigas con cualquier salsa nos chiflan, y las que te vamos a describir a continuación seguro que te abren mucho el apetito. Puedes prepararlas con soja texturizada, junto con ajo, pimiento y perejil para aportarle ese puntito tan especial o incluso elaborarla a base de legumbres, que además de nutritivas son supersaludables, como pueden ser las de lentejas o garbanzos.

6. Empanadillas

Otro clásico que nos encanta son las empanadillas, y no nos hace falta atún o ternera para poder disfrutarlas en su plenitud. Las podemos preparar con soja texturizada con tofu; con pimientos, tomate, calabacín y cebolla podemos hacer unas empanadillas de pisto para chuparse los dedos o quizá optar por puerro, champiñones y zanahoria que son una apuesta healthy que los comensales agradecerán.