Siete frutas y verduras de temporada en Málaga

101

Acabamos de dar la bienvenida a la primavera y entramos así en la estación con más horas de luz, regalándonos olores y sabores espectaculares. En estos meses, las frutas y verduras que estarán de temporada son muchas y muy interesantes desde el punto de vista nutricional. Aunque actualmente gran parte de estos productos se pueden encontrar durante todo el año, elegir productos de temporada es apostar por una alimentación más sostenible, económica y saludable.

Espárragos

Los espárragos son tallos jóvenes y tiernos de la esparraguera, planta herbácea de la familia de las liliáceas que alcanza hasta 1,5 m de altura. Pueden ser blancos o verdes, según la forma de cultivarlos. Si se cubren de tierra y quedan a oscuras hasta el momento de cosecharlos, serán blancos, y si se dejan crecer de forma natural al aire libre y con luz del sol, se ponen verdes.

Se trata de un alimento muy poco energético, con un alto contenido en agua y un considerable aporte de fibra. Por su efecto diurético, el consumo de espárragos resulta beneficioso cuando existe retención de líquidos; si bien debe consumirse con moderación en caso de trastornos renales. 

En la provincia de Málaga existen alrededor de 830 hectáreas dedicadas a su producción, principalmente en la comarca de Antequera, aunque también se cultivan en distintos municipios del Valle del Guadalhorce. Durante la última campaña se produjeron 4.150 toneladas de espárragos.

Habas

Se trata de un producto de temporada que destaca por su sabor, por lo que es muy apreciado en multitud de platos y guisos tradicionales. El haba es una planta herbácea de la familia de las fabáceas o leguminosas cuyas semillas crecen en el interior de una vaina. Destaca por su contenido en proteínas vegetales, fibra y vitaminas A y C. Además, es una buena fuente de minerales como potasio, con un bajo aporte de hidratos de carbono.

Unas 860 hectáreas se dedican actualmente al cultivo de la haba verde en Málaga, principalmente en la comarca de Antequera. Destaca el municipio de Villanueva de la Concepción, que incluso celebra su Día de la Haba, una Fiesta de Singularidad Turística Provincial. La producción de habas en la provincia fue en 2021 de 7.453 toneladas.

Aguacates

Los aguacates proporcionan un sinfín de beneficios a nuestro organismo gracias a sus propiedades nutricionales. Las grasas que contiene son en su mayor parte monoinsaturadas, destacando en particular el elevado contenido en ácido oleico. Por tanto, es una fruta excelente para cuidar el corazón. Además, es rica en fibra y en minerales, como el magnesio y el potasio, y aporta cantidades destacables de vitamina E, un potente antioxidante, y vitamina C.

La variedad más conocida y comercializada en Andalucía, es la Hass, de pequeño tamaño, rugoso y de piel oscura y pulpa amarilla. Málaga y Granada concentran la mayor parte de las superficies de cultivo. Concretamente, en la provincia malagueña existen en la actualidad 6.500 hectáreas dedicadas al aguacate, con una producción de 43.143 toneladas en el último año. La comarca malagueña de la Axarquía lidera el sector del aguacate a nivel nacional.

Alcachofas

Las alcachofas son de otoño y también de primavera. Además de por sus múltiples usos culinarios, gracias a su sabor de toque amargo y regusto final dulzón, esta verdura es muy popular por sus propiedades nutricionales, ideal para llevar una dieta equilibrada. 

La alcachofa es imprescindible para reducir el riesgo de enfermedades del corazón y es rica en fibra y proteínas, ayudando así al mantenimiento de los músculos y al funcionamiento regular del intestino. También es fuente de potasio, contribuyendo a mantener la presión arterial en niveles normales.

Andalucía es la tercera comunidad autónoma en producción de alcachofas, solo por detrás de Murcia y Valencia. En la provincia de Málaga existen actualmente 300 hectáreas dedicadas a su cultivo, concentradas principalmente en el Valle del Guadalhorce. La recolección alcanzó las 6.173 toneladas en 2021.

Nísperos

El níspero es una fruta de la que solo se puede disfrutar de abril a junio. Posee un dulce sabor con toques ácidos y numerosas propiedades nutricionales. Es una de las frutas con mayor contenido en fibra, lo que contribuye a disminuir los niveles de colesterol en sangre y también posee una importante cantidad de potasio, así como magnesio, calcio y fósforo. 

Málaga, Granada y Alicante lideran la producción nacional. En la provincia malagueña se cultiva principalmente en los municipios de Sayalonga, que celebra el Día del Níspero, declarado Fiesta de Singularidad Turística Provincial, Torrox y Estepona. El cultivo se concentra en explotaciones familiares que suman un total de 350 hectáreas. La producción durante la última campaña fue de 2.000 toneladas. 

Cerezas

Jugosa y refrescante, la cereza tiene además numerosas propiedades beneficiosas para nuestra salud. Es rica en hidratos de carbono, principalmente azúcares simples como fructosa, glucosa y sacarosa, pero su valor calórico es moderado respecto al de otras frutas. Aporta cantidades considerables de fibra y de potasio.

Una de las particularidades de la cereza es que no madura fuera del árbol, por lo que su recolección debe hacerse en el momento oportuno, alcanzando su grado óptimo de desarrollo a finales de primavera y principios de verano.

En Málaga se cultivan principalmente las variedades ‘lapins’, la ‘burlat’ o la de ‘corazón de cabrito’. Concentra la producción el municipio de Alfarnate, que cuenta con su propia fiesta en honor a la cereza. Actualmente existen en la provincia 110 hectáreas dedicadas al cerezo, que producen 150 toneladas de tan exquisita fruta.

Naranjas

Originaria del sureste de China y norte de Birmania, en el área mediterránea se conoce la naranja desde hace aproximadamente 3.000 años. Los árabes la introdujeron en España en el siglo X, aunque el naranjo dulce no fue conocido hasta 1450.

La naranja es una fruta de escaso valor calórico, con un aporte interesante de fibra soluble, cuyas principales propiedades se relacionan con la disminución del colesterol y la glucosa en sangre, así como con el desarrollo de la flora intestinal. En su composición cabe destacar la elevada cantidad de vitamina C. A la hora de su consumo, se recomienda tomar la fruta entera fresca, ya que el zumo apenas contiene fibra y tiene menores cantidades de vitaminas y minerales.

El cultivo de la naranja malagueña se concentra, en su mayoría, en el Valle del Guadalhorce. El naranjo se amolda muy bien a las características climáticas de la comarca, ya que necesita climas templados y húmedos. La producción de naranjas en Málaga es elevada, alcanzando las 70.000 toneladas anuales.