Talento y producto se fusionan en la cocina del chef de Savor Restaurante, Pablo Castillo

Lleva más de 25 años entregado a los fogones y su amplia trayectoria le ha permitido situar a Savor, en San Pedro de Alcántara, entre los mejores restaurantes de la provincia de Málaga. Pablo Castillo ha sabido fusionar como nadie la cocina japonesa, tailandesa y cubana partiendo de lo tradicional, pero con pinceladas creativas y de vanguardia. 

Este derroche de talento se ve potenciado con la puesta por el producto en torno al que gira toda la labor culinaria del chef. “Siempre busco los mejores productos, porque para mí es lo más importante, ibéricos del Valle de los Pedroches, verduras ecológicas, carnes de la máxima calidad, setas frescas, etc.”. Asimismo, el chef se confiesa un enamorado del aove y por esta razón le da un especial protagonismo en el restaurante, ofreciendo una degustación de hojiblanca de Ronda y picual de Córdoba. Lo mismo ocurre con el pan que elige para sus clientes, elaborado con masa madre, 20 horas de fermentación y harina ecológica. 

La renovación del concepto de Savor llevó a Pablo Castillo a revolucionar su carta el pasado otoño con una propuesta más castiza, pero sin perder el enfoque de plasmarlo en una cocina moderna e imaginativa. Así, han abundado los guisos y las legumbres, “cocinar más sin olvidarnos de la diversión del comensal, que se siente y tenga mucha diversidad de cocina internacional”. Esta misma línea es la que piensa seguir de cara a la nueva temporada con elaboraciones más frescas, más verduras, sopas frías, etc.

Además de en la carta, muchas de las nuevas creaciones se recogen en los dos menús degustación con los que cuenta el restaurante: Savor, con platos como la merluza, pil pil vegetal, almejas y gazpachuelo dashi, o la carrillera ibérica estofada con setas, crema de boniato y naranja, gel de calabaza y jengibre; y Gloval, con el solomillo de vaca, gamba de Huelva, salsa de pollo al ajillo y coliflor, o el rape, carbonara de anguila ahumada en caldo de puchero con fabes, puerro y zanahoria, entre otras elaboraciones. También el comensal se puede confeccionar su propio menú degustación, ya que el local ofrece la posibilidad de tomar tapas o incluso medias raciones de los platos fuertes. 

Otra de las grandes apuestas de Savor desde su creación en 2017 ha sido el atún salvaje de Barbate, un producto fetiche en el restaurante, que les ha dado muchas alegrías. Así, distintas elaboraciones con el ibérico del mar han alcanzado diferentes reconocimientos, como el premio a la mejor tapa de Málaga o la mejor tapa San Pedro-Marbella en el mismo año de la apertura del local. 

Desde entonces, Pablo Castillo ha abierto el abanico en torno a este producto y actualmente la carta cuenta con un apartado denominado ‘El Atún de Savor’, donde se pueden encontrar platos como la croqueta de kimchi con tartar de atún, guacamole de wasabi y salicornia y el pan con tunaka en plan cristal con sashimi de atún y tomates ‘aliñaos’, las dos propuestas premiadas, y otros como el taco tapa de atún en adobo japo-andaluz terminado a la mexicana, el sisho en tempura con atún picante y espuma de arroz de sushi, o el tataki con ponzu trufado, pepino encurtido y algas marinas, que fue plato ‘del chef invitado’ en el reconocido KGB de José Alberto Callejo e Irene Garrido, que como señala Castillo, “fue todo un regalo”.