Un total de 84 alumnos se benefician del programa GastrosuMA

77
malaga

Un total de 84 alumnos de Arrabal AID, entidad especializada en Formación y Empleo Social, se beneficiaron, en el marco del Málaga Gastronomy Festival, del programa de Gastronomía Social ‘GastrosuMA’.

En concreto, durante La Marina Street Food, epicentro a pie de calle del Málaga Gastronomy Festival, se ofreció formación a 76 alumnos y se empleó a ocho.

Los jóvenes empleados trabajaron en labores de cocina, barra y montaje y limpieza. Samara y Jesús, dos de los alumnos que trabajaron en barra destacaron el «compañerismo» con el que se encontraron durante los cuatro días de plaza, e indicaron que, a pesar de haber trabajado muy duro «estamos todos súper a gusto».

Por otro lado, los cursos y talleres fueron impartidos por una selección de profesionales y empresas de reconocido prestigio en el mundo de la Gastronomía, en el marco de los talleres programados en las Aulas Gastronómicas ubicadas en la Plaza de la Marina, según han informado desde la organización a través de un comunicado.

El programa de gastronomía social GastrosuMA tiene su origen en las actividades formativas desarrolladas en la tercera edición del Málaga Gastronomy Festival (MGF), dirigidas a jóvenes desempleados y mayores de 45 años gracias a la colaboración de la Obra Social de CaixaBank.

Así, en 2016, durante las seis actividades formativas de GastrosuMA, más de 60 alumnos se beneficiaron de la visión integral del sector gastronómico aportada por un equipo multidisciplinar, compuesto por Arrabal, Lumen y una selección de profesionales y empresas.

El objetivo principal del programa GastroSuma se centra en el desarrollo de distintas actividades centradas en fomentar las habilidades transversales, la motivación y los conocimientos técnicos dentro del sector ‘food service’, dado que la Gastronomía es uno de los pilares del turismo de calidad hacia el que Málaga se está decantando, además de ser un nicho de oportunidades laborales dentro del área social en lo que se refiere al empleo.

Los beneficiarios de este programa han sido alumnos con una formación previa en hostelería a los que se les ha aportado un elemento diferenciador a través de una formación especializada impartida por reconocidos profesionales del sector.