Victoria Ordóñez finaliza la vendimia con la certificación de su viñedo como producción ecológica

23

La vendimia en los Montes de Málaga acaba de finalizar cerrando la temporada de 2021 con la certificación del viñedo de la Bodega Victoria Ordóñez e Hijos como producción ecológica. La bodega es la única en la provincia de Málaga que vendimia y elabora en esta zona de producción y ha terminado la recogida con una muy buena calidad organoléptica de la uva y una previsión de 40.000 botellas de sus diferentes vinos.
 
Las variedades que se han vendimiado en los Montes de Málaga son Pero Ximén, Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo y Petit Verdot. Con estas variedades la bodega elabora La Ola del Melillero, Voladeros, Camarolos y Martí-Aguilar. También, desde 2018, vienen elaborando un Pero Ximén Orange, vinificado como blanco seco con maceración con las pieles de la uva.

Victoria Ordóñez, propietaria de la bodega, ha explicado que las inclemencias meteorológicas de este año, principalmente el taró, el terral y la lluvia de las últimas semanas, han producido una merma en la producción de uva de los Montes de Málaga del 30 por ciento en comparación con la recogida de 2020. «Esto no ha impedido, sin embargo, que la calidad de la uva sea muy buena», ha recalcado.

Una vez acabada la vendimia, la bodega se encuentra a pleno rendimiento, iniciando las crianzas de sus vinos blancos y las fermentaciones de los tintos.

Como novedad, en esta vendimia la bodega ha obtenido la Certificación de Producción Ecológica para su viñedo de Pero Ximén. Este sello irá a la producción de Pero Ximén Orange.

Montes de Málaga

Pocas zonas de producción vitivinícola tienen tanto valor e historia como los Montes de Málaga, donde el terruño cuenta con una alta densidad mineral con componentes fósiles marinos que datan de hace 600 millones de años. Se trata de una profunda sima marina que se elevó 1.000 metros por encima del nivel del mar, con presencia de magma volcánico, donde predominan las filitas, los esquistos, las grawacas y abundan la caliza alabeada, el sílice, el cuarzo y el granito.

Los Montes de Málaga son una zona de producción única, no solo por su suelo, que es único en el mundo, sino también por la forma en la que se cultiva y vendimia la uva. Se hace con técnicas de viticultura heroica, ya que no existen las terrazas, y las pendientes escarpadas dificultan las labores del agricultor. Se trata de un viñedo en el que no entra el arado, sino que todo está cavado por la mano del hombre. Solo las mulas ayudan a cargar las cajas durante la vendimia.

En este entorno es donde Victoria Ordóñez comenzó su proyecto en el año 2015, apostando por la variedad Pero Ximén (Pedro Ximénez) para preservar su cultivo e historia. Esta uva es la variedad autóctona por excelencia para la vinificación en la provincia de Málaga y, en la actualidad , su cultivo, prácticamente, se concentra en los Montes de Málaga, donde existen viñedos prefiloxéricos de esta variedad. El llamado Vino Malagueño o Pero Ximén, también conocido como Mountain Wine o Vin de Málaga, se elaboraba, fundamentalmente, como vino blanco seco.

El trabajo de la bodega se ha centrado en estos años en hacer vinificación con Pero Ximén para recuperar este vino tranquilo que prácticamente había desaparecido. «Nuestra labor en la bodega es elaborar vinos históricos de Málaga. La zona de los Montes de Málaga tiene todos los elementos de un terruño: suelo, microclima, viticultura, folclore e historia que lo hacen único. El trabajo de la bodega es recuperar una parte de esa historia vinícola, que es la seña de identidad de Málaga, y preservarla», explica Ordóñez.

Además de La Ola del Melillero, Voladeros, Monticara, Camarolos y Martí-Aguilar, la bodega está ultimando Jábega, el que será su próximo blanco elaborado con Pero Ximén, que saldrá al mercado este mes de octubre.

Fuera de Málaga la bodega mantiene un proyecto en la DO Rueda de elaboración de Verdejo sobre lías: La Pasajera, que se puede disfrutar también en nuestra provincia.