Café y Cacao ‘made in Málaga’

251

La Mayora investiga las posibilidades de nuevos cultivos tropicales

Existen cientos de formas de tomar café. Solo, cortado, con leche… Esta bebida es una de las más populares y consumidas del mundo. De origen africano, las semillas de este producto se obtienen de una planta con forma de arbusto conocida como cafeto, que crece en zonas tropicales y ecuatoriales. 

Es por ello que el único cultivo de café en España existía en el noroeste de Gran Canaria, concretamente en el valle de Agaete, cuya ubicación, debido a sus temperaturas que no bajan de los 18 grados, escasas precipitaciones y un peculiar terreno volcánico, lo hace posible. Hasta ahora.

Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea «La Mayora» (Málaga)

El Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea «La Mayora», formado por el Consejo de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Málaga (UMA), fue creado para potenciar y coordinar más eficientemente la investigación científica en horticultura intensiva y fruticultura subtropical en Málaga, y así lo ha demostrado con la plantación del primer cultivo de café en la península. 

Café malagueño, en proceso

Iñaki Hormaza, profesor de investigación en el departamento de Fruticultura Subtropical de La Mayora, nos cuenta que la idea principal es conseguir un cultivo de café de tipo arábica. Pero todo proceso se debe marcar con unos tempos bien definidos, y es lo que están haciendo en el centro de investigación. “Tenemos algunos resultados con plantas de café robusta, que es más fácil de cultivar que el café arábica, y vemos que se puede producir en cultivo al exterior”, comenta Iñaki. 

Tras analizar los buenos resultados obtenidos con las plantas de café robusta, “vamos a hacer algunos ensayos con café arábica, que es de mayor calidad que el robusta, pero más exigente para su cultivo”. La idea, en el caso de Málaga, es intentar producirlo de la misma manera que se ha hecho con otros cultivos tropicales y subtropicales “como el aguacate, el mango, el chirimoyo, el litchi, la pitaya, la carambola, el longan, el maracuyá y otros, todo ellos producidos en La Mayora”, aclara Iñaki.

“vamos a hacer algunos ensayos con café arábica»

Iñaki Hormaza, profesor de investigación en La Mayora

Pero, ¿cuál es el principal obstáculo para conseguir una buena producción de este café? La temperatura. Iñaki comenta que “la planta sufre con temperaturas inferiores a los 15 ºC. Ese va a ser el principal reto puesto que, en los meses de invierno, las temperaturas nocturnas en nuestra comarca suelen estar por debajo de este límite”.

El cacao, la apuesta más fuerte en 2020

Pero esto no es todo, y es que la producción de café no es el único cultivo exótico que se está llevando a cabo en el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea. El cacao, por su parte, también va a jugar un papel fundamental en la innovación del sector agroalimentario en Málaga durante el año 2020.

“Estamos llevando a cabo un ensayo en un invernadero con calefacción y en otro sin calefacción y nuestro reto es ver si podemos producir cacao en el invernadero no calefactado”, explica Iñaki. Sin embargo, este tipo de cultivo va a ser aún más complicado que el del propio café, ya que “debido a las bajas temperaturas de la comarca, no se puede cultivar al aire libre”. 

«Los frutos se están desarrollando y esperamos recolectar los primeros resultados durante 2020”.

Iñaki Hormaza, profesor de investigación en La Mayora

De hecho, el cacao necesita un clima tropical para poder sobrevivir y producir fruta. Temperaturas inferiores a 15 ºC durante largo tiempo pueden llegar a dañar de manera irreversible a las plantas. Por ello, el reto de los profesionales en La Mayora es conseguir “un manejo pasivo del invernadero, reduciendo al máximo esos periodos de temperaturas bajas”.

Sin embargo, los buenos resultados de los primeros cultivos a cubierto son realmente esperanzadores. “Las plantas están floreciendo bien y las estamos polinizando manualmente para asegurar que haya fruto. Los frutos se están desarrollando y esperamos recolectar los primeros resultados durante 2020”.

Esta noticia hace presagiar un futuro prometedor en el sector agroalimentario malagueño, y aunque Iñaki comenta que lo resultados son escuetos al estar empezando con ambos cultivos, como se dijo anteriormente, todo proceso se mide en tempos, y quizá a lo largo de 2020 la provincia de Málaga puede presumir de elaborar su propio café y distribuir su propio cacao.