Huevo de toro: el tomate señorito

huevo

Málaga brilla por el esplendor de su despensa agroalimentaria, y un buen ejemplo de ello es la comarca del Valle del Guadalhorce. Aquí los agricultores atesoran cítricos, hortalizas y uno de sus mayores legados: el tomate huevo de toro, que se ha convertido en el rey de la huerta y en uno de los manjares más apetecibles del verano.

La larga tradición hortofrutícola de la zona está marcada por el tomate en general y por el huevo de toro en particular. De hecho, en el Valle del Guadalhorce se dan más de 40  variedades de tomate gracias a tu clima y a la riqueza de sus suelos.

El huevo de toro es un tomate que se caracteriza por su tamaño. Suele tener un peso que oscila entre 300 y 600 gramos por pieza, aunque a veces pueden darse ejemplares que sobrepasen el kilo. Su forma es acorazonado o achatada y su interior carnoso, con pocas semillas. En boca, textura cremosa y suave con un equilibrio perfecto entre la acidez y el dulzor del buen tomate y una persistencia media. El huevo de toro es el tomate que sabe a tomate, el de la calidad excepcional, los aromas ligeros y frescos y el sabor elegante, todo ello gracias a que su cultivo se hace al aire libre.

A todo esto hay que sumar el cuidado extremo que requiere la planta del tomate huevo de toro. Necesita mucha mano de obra por parte del agricultor: labores de poda, destallado y encañado. Así se hace desde antaño y así se sigue haciendo, será por eso que el huevo de toro es el cultivo más mimado de las huertas del Guadalhorce y uno de los tomates más apreciados por los amantes del buen comer.

Otra de las características propias de este cultivo es su baja productividad en comparación con otras variedades, algo que queda compensado con creces por su gran sabor, textura y extrema calidad. Una planta de huevo de toro no tiene una vida útil que vaya más allá de los cinco o seis kilos de producción.

Este tomate solo se encuentra en la temporada de verano y en tiendas de proximidad, nada de grandes superficies. La razón es muy sencilla, tiene una piel fina y muy delicada que no permite que el fruto pueda ser sometido a la manipulación de las grandes cadenas de distribución.

La fiesta del tomate

El tomate huevo de toro es de tal importancia para la economía del Valle del Guadalhorce que tiene su propia fiesta todos los 15 de agosto en Coín. Allí se celebrará el tradicional intercambio de semillas, el concurso hortofrutícola y la subasta de huevo de toro. ¿Cuánto estaría usted dispuesto a pagar por una caja del mejor tomate? En Coín una caja ha llegado a alcanzar más de 1.500 euros en la subasta, una cantidad de la que se destina a una parte a una asociación benéfica y otra al agricultor que se ha afanado en conseguir el mejor ejemplar de la temporada.

Y mientras todo esto sucede y está por llegar, el huevo de toro madura al aire libre, aprovechando los rayos de sol del verano y también la sombra de sus grandes y frondosas  hojas. Gracias al trabajo de promoción y a la labor de difusión que comenzó el GDR del Valle del Guadalhorce hace unos años, las características de este tomate están siendo conocidas y reconocidas, tanto es así que es el tomate malagueño del que todos hablan y al que todos los entendidos aman.

  • Zona de producción: Valle del Guadalhorce (Málaga)
  • Alrededor de 300 familias viven del tomate huevo de toro
  • Temporada: de julio a octubre, aproximadamente (en agosto se suelen dar los mejores)
  • Sabor suave y textura carnosa