La cereza, una superfruta que se da en Alfarnate

568
cereza

La cereza es una de esas frutas que hay que aprovechar al máximo, dado que solo la encontraremos en los mercados en temporada. El cerasus o cerezo es un subgénero que consta de varias especies de árboles, pertenece a la familia de las Rosáceas y junto con los albaricoqueros, ciruelos, almendros y melocotoneros forman parte del género Prunus. El cerezo fue uno de los árboles frutales más apreciados por los griegos, extendido posteriormente por el Imperio Romano. En la actualidad, es de gran importancia para la industria agrícola de muchas regiones, ya que su demanda en los mercados y en las industrias conserveras es cada vez mayor por ser la primera fruta de hueso que entra a la cadena comercial en esta temporada. Los principales productores de cerezas del mundo son Estados Unidos, Rusia, Italia, España, Francia y Alemania. En nuestro país las zonas de mayor producción de cerezas son Extremadura (el Valle del Jerte, Cáceres), Aragón, Andalucía y Cataluña.

Además de ser apreciado por su fruto, el cerezo es también muy apreciado por su madera, sobre todo para la fabricación de muebles, instrumentos y chapas, ya que es dura y pesada. La ornamentación es otro de sus valores, pero si hay algo espectacular en un cerezo es el momento de su floración, que alcanza su máximo apogeo en el mes de abril, un verdadero espectáculo que en Málaga se da en el pueblo de Alfarnate, en la comarca de la Axarquía.

Este pueblo, el más alto de la provincia de Málaga con casi 1.000 metros de altitud, es conocido como el Jerte de la Axarquía por sus 40 hectáreas de suelo dedicado a cultivar esta fruta roja, una extensión que crecerá en más de diez hectáreas durante este año gracias a 4.000 nuevas plantas. Es tal la importancia que tiene el cerezo en esta localidad malagueña, que tiene su propia fiesta gastronómica, donde durante un día hay diferentes actividades para ensalzar sus propiedades y consumo. Este año, el municipio celebrará el Día de la Cereza el 18 de junio y repartirá de forma gratuita 200 kilos del preciado fruto, que sólo podemos consumir en temporada. Más de una treintena de familias viven en Alfarnate de esta industria que espera superar en esta temporada los 50.000 kilos de producción. La altitud de la localidad y sus condiciones climáticas permiten que el cerezo produzca una fruta de mucha calidad y que sea una industria en permanente crecimiento.

¿Cerezas o picotas?

Una duda muy común a la hora de comprar esta fruta es saber distinguir lo que son las cerezas de las picotas. Pues, aunque no lo parezca, sí, hay diferencias. Las picotas son cerezas, pero no todas las cerezas son picotas. Las cerezas son más tempranas, y podemos consumirlas de abril a julio, mientras que la cereza picota la encontraremos en el mercado desde el mes d junio al mes de agosto.

Otra de las diferencias que vamos a encontrar para distinguirlas está en el rabito o pedúnculo: las picotas no lo tienen, pues durante la recolección se queda unido al árbol porque su unión con el fruto es endeble. En las cerezas, sin embargo, es al revés, además de que por lo general son de un tamaño menor. El sabor también es diferente, las cerezas picotas son más dulces, sabrosas y crujientes que las otras cerezas.

Beneficiosas

Las cerezas, como todas las frutas, aportan unos nutrientes que son muy beneficiosos para la salud, además son bajas en calorías, tan sólo 87 calorías caben dentro de una taza llena de este fruto. Su gran contenido en antioxidantes, que ayudan a prevenir enfermedades cardíacas y cáncer, le valen el nombre de superfruta. Además, contienen melatonina, un regulador de los ciclos del sueño. Contiene 19 veces más de beta-caroteno que los arándanos y las fresas y son ricas en vitaminas C y E, potasio, magnesio, hierro, ácido fólico y fibra. Son también conocidas como el “alimento del cerebro”, pues previene la pérdida de memoria. Reducen el riesgo de diabetes y tienen beneficios antiinflamatorios.

En la cocina son muy apreciadas para la repostería y se usan en almíbar sobre tartas y pasteles, escarchadas, en mermeladas, helados y también en licores. Combinan muy bien con ingredientes más complejos como el café, la vainilla, la canela, el queso de cabra y hay quien la utiliza  para combinar con pescado ahumado por su frescura y notas florales y especiadas. En definitiva, una fruta tan apreciada que pone de manifiesto lo que viene contando un proverbio de origen muy desconocido: “Las cerezas son tan exquisitas como los besos”.