La naranja, el cítrico mimado del Guadalhorce

42

Coín es tierra de cítricos de primera calidad: naranjas, mandarinas, limones… de los que se abastece la provincia. Tal es la importancia de los cítricos en esta zona que la naranja cuenta con su propia fiesta gastronómica dedicada a estos cultivos que, además, es Fiesta de Singularidad Turística Provincial.


El pueblo de Coín, título que recibe desde principios de siglo, es uno de los municipios más emblemáticos del Valle del Guadalhorce. Famoso por sus extensas fincas de naranjos y limoneros, conmemora en mayo el final de la recolección de la cosecha que comienza en el mes de octubre con su conocida Fiesta de la Naranja.


La XXIII celebración este año será el domingo 12 de mayo con todo tipo de actividades que giran en torno a los cítricos y en el que la naranja se convierte en el ingrediente imprescindible en la elaboración de platos tradicionales que, ese día, se pueden degustar: zumo natural recién exprimido, ensaladilla de naranjas con
bacalao, postres, y, cómo no, la “sopa hervía”, plato típico de Coín.


La Fiesta de la Naranja se ha celebrado durante los últimos 22 años y es una forma de promocionar los productos típicos del sector agroalimentario y la artesanía de Coín. Además, la localidad celebra durante esa jornada un concurso de preparación
y presentación de postres donde, lógicamente, la naranja es el ingrediente principal.


Desde primera hora de la mañana, cada año decenas de personas visitan los expositores instalados en las calles adyacentes a la plaza Bermúdez de la Rubia, con productos tradicionales como pan, dulces, embutidos, artesanía y cerámica al tiempo que son agasajados con un refrescante zumo de naranja, comenzando así las distintas degustaciones gratuitas que ofrece el Ayuntamiento de Coín a lo largo de la jornada. También se reparten miles de kilos de naranja en bolsas a los visitantes y tiene lugar la entrega del premio honorífico naranja.


Posteriormente, más a mediodía, tiene lugar la degustación de la tradicional “sopa hervía”, que es una de las recetas más conocidas de Coín, ya que era típico su consumo entre los trabajadores del campo. Esta sopa se elabora con lo mejor de la huerta: pimientos, tomates, ajos y patatas, y con pan del día anterior.


El 12 de mayo también se llevarán a cabo los habituales concursos de postres elaborados con naranja y el certamen de pintura rápida Annette Deleitalle, como homenaje a esta pintora belga que falleció hace ya algunos años pero que dejó huella en Coín, ya que fue el lugar escogido para pintar sus calles y plazas, pero, sobre todo, a sus gentes.


Además de las degustaciones gratuitas en las que se utilizarán más de 5.000 kilos de naranjas, tanto para las elaboraciones como para obsequiar a los presentes con unas cuantas piezas de fruta, en la plaza y las calles adyacentes se instalarán más de cincuenta expositores de productos típicos de la localidad como quesos, pan y dulces, embutidos, artesanía y cerámica. Se espera que el próximo domingo 12 de mayo se den cita en Coín más de 8.000 personas para disfrutar de esta jornada y despedir a la naranja hasta la próxima temporada.