La nuez, el fruto seco para dioses y deportistas

54

Las nueces surgen de los nogales, y son consideradas como uno de los frutos secos más nutritivos, versátiles y deliciosos que existen

Los frutos secos son, sin ningún asomo de duda, uno de los alimentos más versátiles y nutritivos que existen. Podemos encontrar cientos de tipos a lo largo y ancho del mundo, cada uno con unas características y unos beneficios para nuestra salud diferentes. Sin embargo, como en cualquier otro grupo de alimentos, algunos son más saludables o beneficiosos que otros.

Sin duda, uno de los más potentes nutricionalmente hablando es la nuez. 

Origen e historia

En esta ocasión, para hablar con propiedad sobre la nuez debemos remontarnos a Mesopotamia, hace 7.000 mil años, y es que el nogal es uno de los árboles más antiguos que existen. 

De hecho, se dice que fue el divino Alejandro Magno quien introdujo las nueces desde Persia a Grecia, y que fueron los romanos quienes bautizaron este fruto seco con su nombre científico actualJuglans Regia, lo que al castellano se traduciría como glándulas de Júpiter. De ahí su vínculo directo con los dioses. 

Además, es no es un nombre escogido al azar. Los romanos consideraban estos frutos como un alimento de los dioses debido a su peculiar forma y textura representando a un cerebro humano en cuatro porciones. 

Propiedades y beneficios de la nuez

Existen más de 50 tipos de nogales diferentes en todo el planeta, sin embargo, son cuatro grupos los más destacables y representativos de dicho árbol: la nuez persa o europea (Juglans Regia), las nueces negras (J. nigra), las nueces blancas (J. cinerea) y la nuez californiana (J. californica), de origen americano.

Las nueces son muy reconocidas como una fuente rica en vitamina E, potasio, ácidos grasos, magnesio, fibra, hierro, zinc y un sin fin de minerales más.  De hecho, con solo 25 g de nueces (5 piezas) se satisface el 91% de las necesidades diarias de ácidos grasos omega 3.También aportan una gran cantidad de proteínas, en torno a un 15%, lo que la convierte en uno de los frutos secos más recurrentes entre los deportistas a modo de snack. 

Entre los beneficios para la salud más destacados podemos encontrar la mejora de la relación entre colesterol bueno (HDL) y el malo (LDL) gracias a su omega-3, previendo los ritmos cardiacos erráticos y el infarto; sus antioxidantes reducen la severidad de enfermedades neurodegenerativas; regulan el tránsito intestinal; potencian el sistema inmunológico y ayudan a conciliar el sueño, entre muchos otros.

La nuez en la cocina

La nuez es conocida por su gran versatilidad y heterogeneidad en cocina. Este fruto seco puede comerse de muy diversas formas, sin embargo, su consumo más recurrente es en crudo, como tentempié o de postre, bien solas o combinadas con otro alimento. 

Este alimento puede ser utilizado como ingrediente en muchos platos, salsas y helados, y pueden comprarse de diferentes formas, ya sean enteras, troceadas o molidas a modo de harina. Siendo un poco más concretos, las nueces combinan muy bien con chocolate y la miel, pero también con el arroz, las manzanas o la pasta. No importa si el plato es dulce o salado, este fruto seco es polifacético.

A la hora de conservarlas, es mejor comprarlas con cáscara y pelarlas una vez vayan a consumirlas, siempre guardándolas en un lugar fresco y seco. Sin embargo, si las compramos peladas, lo mejor será guardarlas en la nevera.