Mandarina, un antioxidante para el otoño

151

La mandarina tiene un número incalculable de posibilidades creativas en cocina

Como cada otoño, los cítricos vuelven a tomar protagonismo en esta época del año, y la provincia de Málaga es una de las más beneficiadas con este tipo de cultivos. Son más de 10.000 hectáreas las que se cultivan entre limones, naranjas y mandarinas malagueñas. Estos cítricos tienen numerosas propiedades nutritivas que resultan beneficiosas para el ser humano, y más cuando la calidad en la producción de los mismos es tan alta.

Son más de 10.000 hectáreas las que se cultivan entre limones, naranjas y mandarinas malagueñas

Sabor a Málaga

Además, este año, la provincia que presenta un mayor ascenso en la producción de este tipo de fruta es la propia Málaga, con 200.888 toneladas, es decir, un 3,4 por ciento más de producción respecto a la campaña pasada.

Por otro lado, Sabor a Málaga destaca que las plantaciones de limones son las más rentables de la región, suponiendo más del 50 por ciento del volumen de negocio total de cítricos en la provincia, que en épocas de mayor producción puede superar las 150.000 toneladas. Por su parte, las mandarinas son productos bastante más exclusivos.

De hecho, se estima que su producción descenderá un 15 por ciento con 22.528 toneladas, respecto al año anterior. Sin embargo, esta exclusividad hace que este fruto sea utilizado para consuno local, gracias a su gran aporte en riqueza y tradición.  

Propiedades y beneficios de la mandarina

Las propiedades de la mandarina son muchas y muy variadas. Su pulpa está formada por numerosas vesículas llenas de jugo rico en vitamina C, aunque en menor proporción que la naranja. Esta también contiene a su vez flavonoides, betacaroteno y aceites esenciales.

Además, es muy rica en ácido fólico, el cual influye en la producción de glóbulos rojos y blancos, combatiendo la anemia. En cuanto a minerales, la mandarina es muy rica en potasio, calcio y magnesio, además de ser una gran fuente de fibra. 

Por otro lado, cuenta con un sinfín de beneficios directos para nuestra salud. Esta fruta es buena para combatir la fiebre, ya que su efecto antioxidante estimula a las defensas. También es sobresaliente en su lucha contra problemas cardiovasculares, elimina el ácido úrico y su fuente en vitamina C y antioxidantes ayuda a deportistas y embarazadas.

Su uso en cocina

Adentrándonos en el mundo de la cocina y la restauración, la mandarina tiene un número incalculable de posibilidades creativas para que el plato presentado tenga ese toque diferente. En otras palabras, esta fruta es versátil y ofrece al cocinero la oportunidad de innovar en sus elaboraciones.

Entre fogones se puede rallar la cáscara sobre una ensalada, se pueden decorar postres con piel confitada, se puede dejar en aceite o vinagre para aromatizarlos o se puede utilizar su zumo como aliño para ensaladas, en gelatina y en la elaboración de salsas.

Trucos para conseguir la mandarina perfecta

Pero, ¿cómo elegimos la mandarina perfecta? Hay pequeños trucos que facilitan su selección. El primero de ellos va relacionado con su peso: cuanto más pesadas para su tamaño, más frescas y jugosas resultan. El segundo de los trucos va en relación al color: una coloración intensa y de tonos rojizos indican su madurez y dulzor. Además, la piel no debería estar arrugada. Para conservar esta exclusiva fruta de temporada, mejor hacerlo en lugares frescos.