Stevia, la revolución dulce

221
stevia

La stevia, un pequeño arbusto herbáceo procedente de la cordillera de Amambay (entre Paraguay y Brasil) que se cultiva de forma intensiva para la fabricación de edulcorantes naturales y acalóricos, está posibilitando que en la provincia de Málaga se cree una industria cada vez más potente en torno a ella, sobre todo en la comarca de la Axarquía, donde el cultivo es especialmente propicio por las condiciones climatológicas.

Las primeras plantaciones, que ya ocupan algo más de 15 hectáreas, datan de 2011 y han posibilitado nuevas oportunidades de empleo. Tanto es así que en octubre de 2014 Sabor a Málaga junto con la Asociación de Promotores y Comercializadores de Stevia y otras Plantas de Andalucía (Apycsa) comenzó un proyecto de formación con inicio en las comarcas del Guadalhorce y la Axarquía bautizado como “Emprende Stevia”, cuyo objetivo no era otro que animar a los jóvenes en situación de desempleo a cultivar stevia como forma de abrir el abanico de las oportunidades laborales y ampliar la producción en 20 nuevas hectáreas.

La siembra de stevia supone a día de hoy un nuevo nicho de mercado en la agricultura, sin embargo, en Europa la hoja seca de stevia no está considerada un alimento, lo que hace que los productores no puedan ponerla en el mercado, sino que tengan que transformarla. Esto, unido a la falta en España de empresas transformadoras que puedan obtener el extracto E-960, ha sido uno de los principales escollos de esta joven industria.

Según explica Leovigildo Martín, presidente de Apycsa, desde hace poco tiempo los productores pueden transformar la hoja en una empresa ubicada en Almería, sin embargo, existe una dificultad añadida, y es que la producción aportada por cada agricultor se hace a título individual y es demasiado pequeña. Por eso, el futuro para los agricultores de la Axarquía pasa por poner en marcha una sociedad agraria de transformación en el Parque Tecnoalimentario de Vélez-Málaga que aúne a los agricultores mediante una fórmula cooperativista, pero antes de esto habrá que salvar un escollo aún mayor: que la ley permita comercializar en España la hoja de la stevia. Si se diese este supuesto, la producción incrementaría en un 300 por ciento y habría un mayor número de hectáreas cultivadas, una circunstancia necesaria para la puesta en marcha de la sociedad transformadora, que necesita que el cultivo alcance las 100 hectáreas para comenzar a andar.

Biostevia

En la comarca de la Axarquía se encuentra una de las comercializadoras de stevia más importantes, BioStevia. La empresa, que fue constituida en 2014, elabora y comercializa a día de hoy chocolate, mermeladas, complementos alimenticios (como el zumo de aloe vera), cervezas artesanas y cosméticos.

La filosofía de la empresa pasa también por dar a conocer las principales propiedades y usos de la stevia y su objetivo de cara a este año es seguir abriendo canales de comercialización dentro y fuera de España para hacer de la stevia un producto de uso habitual. “La stevia es un cultivo que tiene un enorme futuro. Cada día le quita más mercado al azúcar y la hoja para su transformación se vende en mayores cantidades”, apunta el presidente de Apycsa.

La stevia es 300 veces más dulce que el azúcar. Diversos estudios señalan que es el edulcorante más antiguo que se conoce y que no tiene riesgos para la salud dado su origen natural. En la actualidad se presenta en diversas modalidades: granulada, líquida y en polvo. Se le atribuye muchas propiedades terapéuticas como planta medicinal, tratamiento para la hipertensión, antioxidante, bactericida, diurética y cicatrizante.