Una hortaliza lista para la pasarela

35

El pepino es beneficioso tanto en cocina como en un salón de belleza

El uso de alimentos como productos cosméticos lleva estando de moda desde hace siglos, literalmente. Desde los famosos baños de leche que tomaba Cleopatra para hidratar su piel, hasta mascarillas para la cara elaboradas a raíz de rosas, jazmín, aceite de oliva o cera de abeja que se aplicaban las mujeres romanas durante la noche para mantener una piel lisa y tersa. 

De hecho, existen ciertos productos que son tan válidos para su uso en cocina, como para su uso en un salón de belleza. Uno de ellos, es el famoso pepino, hortaliza perteneciente a la familia botánica de las cucurbitáceas, que agrupa más de 850 especies, casi todas herbáceas, trepadoras o rastreras, con frutos grandes y protegidos por una corteza firme. 

Propiedades del pepino

En cuanto a sus valores nutricionales, podemos encontrar en el pepino un alimento saludable e indiscutible para introducir en nuestra dieta diaria. Por cada 100 g de este producto contamos con 11 calorías, 0,7 g de proteínas, 0,2 g de grasas y 1,9 g de hidratos de carbono.

Además, esta hortaliza se considera una gran fuente de vitaminas C y B, lo que se traduce en un buen estimulante para nuestro sistema inmunitario, además de ser un gran aporte de ácido fólico. Por otro lado, también contiene minerales como el potasio, y oligoelementos como el silicio, el molibdeno, el cobre y el manganeso. ¿Y el colesterol? 0,0 g. 

La producción del Cucumis sativus

Los últimos datos relativos al cultivo del Cucumis sativus, nombre técnico con el que se conoce al pepino, aclaran que la producción del mismo se mantuvo prácticamente estable en las dos últimas campañas en Granada, con 102’33 millones de kilos en la campaña 2016/2017 y 102’32 en la 2017/2018.

En cuanto a la superficie, las hectáreas de invernadero que se dedicaron a la producción de pepino pasaron de 4.980 en la campaña 2016/2017 a 5.099 en la 2017/2018.

Por cada 100 g de pepino: 11 calorías, 0,7 g de proteínas, 0,2 g de grasas y 1,9 g de hidratos de carbono

Sin embargo, las cifras elaboradas por el Observatorio de Precios y Mercados indican que los agricultores de Almería y Granada que cultivaron pepino en esta última campaña obtuvieron un valor de 300’45 millones de euros, frente a los 369’18 millones que ingresaron en la campaña 2016/2017. Un descenso de ingresos debido al abaratamiento del producto. 

Beneficios del pepino: entre fogones y estilistas

Para los consumidores, este abaratamiento puede tomarse como una buena noticia si somos conscientes de la gran cantidad de beneficios que aporta esta hortaliza.

El pepino es un ingrediente básico en los menús hipocalóricos debido a su ligereza y poder saciante. Además, los lignanos que contiene este producto, conocidos como laricirresinol, pinorresinol y secoisolaricirresinol ejercen un efecto protector frente a enfermedades cardiovasculares y varios tipos de cáncer, como el de próstata o mama. 

Macarilla de cara

También es realmente bueno para el cerebro, ya que este producto contiene flavonol, un antioxidante antiinflamatorio que favorece la conectividad neuronal. 

En cuanto a valores cosméticos, este alimento se utiliza como hidratante, antiarrugas, antigrasa, antiacné y para blanquear la piel. Es bueno también para el cabello, al que nutre y da brillo, previniendo su caída.

Su uso en cocina

El pepino es un producto muy fresco que puede combinarse de un millón de formas diferentes. De hecho, existen varios tipos de pepino en función de su tamaño y origen, lo que nos puede ayudar a elegir uno u otro según la elaboración que tengamos en mente. 

este alimento se utiliza como hidratante, antiarrugas, antigrasa, antiacné y para blanquear la piel

El pepinillo o pepino español suele alcanzar una longitud máxima de 15 centímetros, posee una piel de color verde con rayas de color amarillo  y se utiliza para consumo fresco y, sobre todo, en la elaboración de encurtidos. El segundo de ellos es el conocido como pepino francés. Este es más largo, de unos 20 centímetros y de piel lisa o con espinas. Por su parte, el pepino holandés se hace aún más largo, hasta 25 centímetros, y con una piel más o menos surcada.

Limonada de pepino

En general, el pepino puede utilizarse en ensaladas, salsas o cremas y sopas frías como el clásico gazpacho. Si su tamaño es más reducido, son ideales para conservar en vinagre o incluso como aderezo. Sin embargo, si lo que queréis es utilizarlos en cocciones, siempre se deberán elegir aquellos ejemplares más consistentes.