Entrevista a José Manuel Ruiz, deportista paralímpico de tenis de mesa

229

“Competir en unos Juegos es lo máximo a lo que puede aspirar un deportista»

José Manuel Ruiz es un ejemplo a seguir, un espejo en el que mirarse. Padre, profesor, conferenciante y deportista profesional, siempre ha sido una persona que supera obstáculos y compite por dar lo mejor de sí mismo, dentro y fuera del tenis de mesa. 

José Manuel no es solo el deportista en activo con más participaciones consecutivas en juegos paralímpicos, sino que fue abanderado español en los juegos de Rio 2016, y ahora va camino de conseguir una nueva plaza en los juegos paralímpicos en Tokio 2020.

Original de Guadix, Granada, José Manuel se sienta con Agro Magazine para hablar sobre la gastronomía, el deporte y el turismo en una provincia que lo ayudó a convertirse en lo que es hoy, uno de los mejores deportistas de tenis de mesa del mundo.

¿Cómo nace su pasión por el tenis de mesa?

Siempre fui un apasionado del deporte en general, practicaba fútbol, baloncesto, balonmano, voleiball, ciclismo… pero cuando probé el tenis de mesa fue la única disciplina en la que, después de acabar el entrenamiento, ya tenía ganas de más.

¿Se fomenta lo suficiente este tipo de deportes más minoritarios en la provincia de Granada?

En mi adolescencia el tenis de mesa en Granada era un deporte con mucha afición, muchas escuelas y un proyecto increíble, el del Club La General Tenis de Mesa – luego Caja Granada-, que llegó a competir en la máxima competición en Europa. Teníamos a los mejores jugadores y entrenadores y eso permitió que me desarrollara como jugador y persona. Lamentablemente, hoy en día, aquella estructura, todo el proyecto ha desaparecido. 

Sí, siguen existiendo muchos clubes en la provincia que trabajan para inculcar los valores y desarrollar las múltiples capacidades que se trabajan con el tenis mesa, pero estamos lejos de aquella etapa dorada. 

Confío en que volvamos a aquello, a un proyecto donde se puedan desarrollar programas que permitan un aumento en el número de jugadoras y jugadores, en acoger competiciones y eventos que acerquen este deporte a la sociedad – en Febrero se podrá disfrutar en Granada del mejor tenis de mesa nacional e internacional-, y en que los jugadores que competimos a alto nivel, seamos el reflejo de aquellos que se animan a comenzar a practicarlo.

¿Qué valores le ha aportado este deporte?

Como todos los deportes, diría la disciplina, superación, la constancia, la perseverancia… además el tenis de mesa tiene la particularidad de ser un deporte inclusivo, donde no importa la edad o las limitaciones físicas, lo único que te sitúa en una categoría u otra es tu nivel deportivo. 

Y además de valores, también hay otros aprendizajes muy útiles para la vida como la concentración, el desarrollo de reflejos, toma rápida de decisiones, la anticipación, diseño de estrategia, manejo de la presión, gestión emocional… practicar deporte no solo es saludable, hay muchas otras cosas que no siempre ponemos en valor.

¿Cómo ve la situación del turismo deportivo en Granada?

Granada fue Ciudad Europea del Deporte en 2019, y esa denominación reconoce la labor que se ha realizado desde hace ya bastante tiempo albergando competiciones internacionales y nacionales de distintos deportes, desde mundiales de baloncesto o esqui y snowboard, a la Universiada, pasando por otras competiciones nacionales como el World Padel Tour, la Copa de la Reina de Fútbol o el Campeonato de España de Tenis de Mesa que se celebrará a principios de febrero. 

Aun así, es un tipo de turismo que se puede desarrollar aún más si las instituciones públicas, las empresas privadas y los clubes y deportistas trabajamos de la mano.

Un súper deportista como tú, ¿sigue una dieta deportiva? ¿En qué se basa?

No llevo un seguimiento estricto de mi dieta, aunque si soy consciente de mi alimentación, de qué debo comer, con qué frecuencia y en qué cantidad.  Mi dieta es mediterránea y muy variada. No consumo productos procesados, bollería, ni azúcares y, por supuesto, nada de alcohol.

Cuando viajas fuera de España, ¿te adaptas a la comida del país o sigues con tu dieta española?

Cuando viajo por competición no me la juego con experimentos, e intento comer lo más parecido a mi dieta habitual. Trato de evitar especias, salsas o aliños que puedan sentarme mal y afectar a mi rendimiento. Si se trata de un viaje de placer, sí que me gusta probar nuevos sabores o recetas típicas, aunque pongo límites a algunos productos como vísceras o carne de animales menos comunes.

¿Cuál es tu plato típico granadino favorito? ¿Y el restaurante?

Habas con jamón y un huevo frito encima. También me gusta mucho el ‘empedrao’ granadino que prepara mi madre, de niño lo devoraba. Me gusta la comida tradicional y el buen jamón, así que me quedo con La Cueva de 1900.

Has estado en Estados Unidos, Australia, Grecia, Inglaterra… Si tienes que elegir una gastronomía que no sea la española, ¿con cuál te quedarías? ¿Por qué?

La checa, si digo otra no me dejan entrar en casa. Mi mujer prepara un plato muy típico que se llama Vepřo-knedlo-zelo. Está hecho con carne de cerdo asado y col, y se acompaña con un pan hervido llamado knedlíky.

¿Le gusta cocinar? ¿Alguna especialidad? 

Si que me gusta cocinar, soy todo un MasterChef. No tengo tanto tiempo como me gustaría para dedicarle, pero si estoy en casa, yo me encargo normalmente de las cenas. Cuando tenemos alguna comida familiar, a mi me encargan el alioli, según dicen me sale muy bueno, aunque mi mujer dice que la conquisté con la ensalada de pasta.

Si consigue el pase a los juegos paralímpicos de Tokio 2020, estos serán sus séptimos ¿cómo los afronta?

Participar en Tokio supondrá un subidón, una gran alegría por volver a hacer historia en el deporte español. Competir en unos Juegos es lo máximo a lo que puede aspirar un deportista, hacerlo en siete, será increíble. Creo que estos los disfrutaré más porque cada vez está más complicado llegar, tengo rivales más jóvenes, profesionales en sus países… he hecho cambios en mi preparación, he salido de mi zona de confort, me siento en un buen momento, y confío en que el trabajo que estamos realizando todo mi equipo va a dar sus frutos.

Considerado como el mayor referente entre los deportista paraolímpicos, ¿qué dirías a aquellos jóvenes que están empezando en el mundo de deporte?

Que trabajen mucho, y de forma programada, seria, rodeados del mejor entorno que puedan tener con un grupo de trabajo de profesionales que les apoye, y que persistan. Todo ello sin olvidar la parte formativa, la carrera deportiva no debe ser una excusa para no finalizar los estudios. Ya sea alto nivel o como hobby, animo a todas las personas a que practiquen deporte, porque está demostrado que tiene beneficios para la salud, las relaciones sociales, la autoestima o el desarrollo personal.